Andrea Frigerio, abuela a los 50