Tras la quiebra de la productora, se anulan los acuerdos de confidencialidad de Harvey Weinstein con sus víctimas