Catherine Zeta Jones y su hija deslumbraron, en Nueva York