Demi Moore y Rumer Willis: madre e hija, como dos gotas de agua