¿Desastre o acierto? Jennifer Lawrence y una combinación que no gustó