Horacio y Nacho Figueras: dandies criollos en Nueva York