Julia Mengolini, sobre Intratables: "Ese programa siempre cae en una violencia verbal excesiva"

Mengolini siente que se equivocó al aceptar ser parte del panel de Intratables
Mengolini siente que se equivocó al aceptar ser parte del panel de Intratables Crédito: Instagram
La periodista se refirió a su abrupta salida del programa que conduce Santiago del Moro
(0)
26 de marzo de 2016  • 15:53

Tras su dramático descargo televisivo y posterior renuncia a Intratables, Julia Mengolini decidió romper el silencio para contar qué fue lo que la convenció de alejarse del programa que conduce Santiago del Moro por América TV.

"Me equivoqué en pensar que podía tener una discusión seria donde me trataran bien, cuando ese programa siempre cae en una violencia verbal excesiva", reflexionó este mediodía en diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad. "Yo creí que si iba con respeto, buena actitud y argumentos, iba a aportar a un debate sano. A mi me gusta la discusión política, y me interesa el que piensa diferente. (...) Lo que llaman 'la grieta' es eso, es la excesiva violencia con el que piensa diferente".

Además, la periodista confesó que la gente en la calle la saluda y se muestra "preocupada" por su estado de ánimo tras la renuncia a Intratables, y que eso le genera "mucha ternura", pero aclaró que su llanto fue de "bronca y de impotencia" al sentirse injustamente atacada por sus propios compañeros de panel. "Me fui del programa porque me hicieron una mala jugada. Nunca justifiqué la corrupción, nada de lo que dije te puede llevar a esta conclusión. (...) Lo que hicieron es hacerme decir algo que no dije para que me estigmaticen, para que se replique en todas partes", apuntó.

"Que los corruptos paguen"

Mengolini tampoco esquivó preguntas sobre el informe periodístico que desató la polémica en Intratables. Al ser consultada sobre qué le generaba las imágenes de gente contando fajos de billetes en "La Rosadita", aseveró: "Lo de la cantidad obscena de dinero me resulta repugnante. Que los corruptos paguen, todos. (...) Los primeros que quiero que paguen son los corruptos que sea que haya en el proyecto que yo defendí".

Finalmente, se refirió a aquellos que la siguen relacionando a su ex novio, Fito Páez. "La gente que me sigue relacionando con Fito es gente que no me quiere. Yo lo vivo como una chicana, me ningunean, pero no reniego de eso. Él fue un gran amor, y quedó como una anécdota del imaginario popular. Si no me lo tomo con humor, soy una tonta", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.