Julieta Prandi, sobre sus ganas de volver a estar en pareja: "Si es un amor sano, bienvenido"

Julieta Prandi, sobre sus ganas de volver a estar en pareja: "Si es un amor sano, bienvenido"
Julieta Prandi, sobre sus ganas de volver a estar en pareja: "Si es un amor sano, bienvenido" Crédito: Instagram
Cynthia Caccia
(0)
18 de julio de 2020  • 00:23

"Este 2020 fui tocada por una varita mágica. Creo que me lo merezco, el universo es sabio", reflexiona Julieta Prandi mientras repasa mentalmente todo lo que logró tanto a nivel personal como profesional durante esta primera mitad del año.

Consciente del privilegio de tener trabajo en esta época de pandemia, la conductora -que está haciendo tele y radio - está feliz con su nuevo presente. "Agradezco porque haber estado en un éxito en el verano como fue Atrapados en el museo, volver y arrancar con la radio [es parte de Sarasa, por La 100] y ahora conducir ¡Festival Adentro! junto a Marcelo Iribarne por la TV Pública es una bendición, lo valoro muchísimo", dice la mujer que comenzó su carrera como modelo.

Ver esta publicación en Instagram

^ . . £????T?? . PH @solerubio

Una publicación compartida de Julieta Prandi (@jprandi) el

Es que, sin dudas, su 2019 fue complicado. A su conflictivo divorcio con el empresario Claudio Contardi, se sumó una denuncia por violencia familiar y un juicio por división de bienes y alimentos, que aún continúa. En plan "soltar" y "sanar", la actriz habla con LA NACION de su lucha por salir adelante y de cómo logró convertir ese sentimiento de "enojo" y "angustia" en algo positivo. Tras asegurar que lo que vivió con su ex "no fue amor", expresa sus ganas de volver a enamorarse y, si bien no quiere dar nombres, sorprendió con una inesperada revelación: "Estoy conociendo a alguien".

-¿Cómo fue volver a la conducción después de tanto tiempo?

-A mí conducir me encanta. Es el ámbito donde me siento más cómoda y encima volver los sábados a la noche con este proyecto musical es un plus. Me parece fundamental, en este momento, poder acompañar a la gente que necesita arte, música y alegría más que nunca.

-Sabemos que la idea de ¡Festival Adentro! era recorrer el país, pero la pandemia de Coronavirus arruinó, en cierta forma, los planes. ¿Cómo es la nueva dinámica?

-Sí, se pensaba hacer viajando pero hubo que adaptarse a la situación y ahora se convirtió en el primer recital virtual en la televisión. De alguna manera, con esta propuesta se vuelven a abrir los teatros y las bandas vuelven a tocar, siempre con la debida regulación de cada provincia y el protocolo correspondiente. Hay una movida enorme de producción para lograr todo esto. Hubo que reacondicionar los teatros y poner pantallas en las butacas para que los músicos cuando miren hacia la platea vean a todo el público por streaming. ¡Es imponente! La idea es recorrer todo el país, ya estuvimos en Santa Fe y las próximas fechas son en Salta, San Juan y Ciudad de Buenos Aires. Además de los artistas de cada lugar, hay un invitado especial de Buenos Aires en cada encuentro.

Siento que, año a año, voy creciendo muchísimo, aunque nunca me conformo. Soy muy exigente, y así como me felicito por los logros y los avances, también me corrijo las imperfecciones
Julieta Prandi

-¿Te sentís más cómoda en este rol que actuando?

-Sí, definitivamente. Si bien la actuación me gusta, cada vez que lo hago siento que estoy metiéndome en un ámbito que no es del todo mío, no lo siento tan propio. En cambio, cuando encaro un proyecto donde tengo que conducir me genera una adrenalina, una felicidad y un entusiasmo incomparable. Siento que, año a año, voy creciendo muchísimo, aunque nunca me conformo. Soy muy exigente, y así como me felicito por los logros y los avances, también me corrijo las imperfecciones.

-Además de la tele, estás en La 100 todas las tardes...

-Sí, es algo que nunca había hecho antes y estoy enamorada. Trabajar con Mariano Peluffo, a quien ya conocía de Telefe y es un plus porque nos sentimos muy cómodos juntos, hay confianza. Cuando me lo propusieron, me gusto la idea. El horario (de 14 a 17) es piola porque me permite dejar a los chicos en el colegio y después poder ir a buscarlos. Comparado con la tele, la radio es un ámbito más íntimo, donde puedo contarte desde algo que me pasó en el día hasta elegir un personaje y recorrer su historia o detenerme en qué hay detrás de la letra de una canción.

-Tenés una sección donde hablás de "mujeres que hicieron historia". ¿Esta idea tuvo que ver con tu lucha y con todo lo que viviste en el último tiempo?

-Creo que en cierta forma sí. Es una sección que se me ocurrió a mí y que a la gente le encanta. En el programa me dan total libertad para hacerla. Una vez por semana, elijo a un personaje revolucionario o que haya dejado una huella en su época o en su entorno.

-¿Cómo te organizás con los chicos, sobre todo en este contexto de cuarentena en el que están todo el día en casa?

-Por suerte tengo a Pao que me ayuda. Es una persona de confianza, la verdad que sin ella no podría trabajar. Más en este último tiempo que aún no tenemos un régimen estipulado con el padre. Ellos están toda la semana conmigo y, cuando logramos acordar, se van el fin de semana con él. Es difícil porque, mientras tanto, los chicos tienen clases por zoom, tareas que hacer. Rocco no tanto porque está en salita de 4 pero Mateo (9) está en cuarto grado y hay que conectarse todas las mañanas, ayudarlo con la tarea o explicarle lo que no haya entendido. Más bañarlos, darles de comer y en el medio, prepararme para el programa del día siguiente en la radio. Es una dinámica intensa. Hay veces que necesitaría un clon que me reemplace para, al menos, dormir un rato [risas].

-¿Cómo sigue la causa judicial con tu ex? Hace poco surgió el rumor de que te quería poner un bozal legal y multar en dólares en caso de que no lo cumplas. ¿Qué hay de cierto?

-Es todo un show mediático. Yo me limito a hablar de las cosas que realmente suceden. En este momento no tenemos ningún régimen de visitas vigente, justamente lo pedí yo a la Justicia para darle un orden a los nenes y que vean a su papá. Ahora estoy proponiendo que sea los fines de semana, ya que en la semana están con tareas todo el día. Mateo tampoco se quiere ir de casa una semana completa. La realidad es que yo propuse algo que el padre nunca pidió. Todavía no está homologado el acuerdo, así que durante este tiempo lo estamos organizando sobre la marcha. Y queda escrito por papeles si no, no van a ningún lado.

-Debe ser muy difícil confiar después de todo lo que pasó

-Pasaron muchísimas cosas y muchísimas me callo porque tienen que ver con mis hijos y prefiero preservarlos, pero el año pasado hubo una denuncia de violencia de familia. Yo trato de darles un orden, una estabilidad emocional, que es lo único que me importa. Después hay cosas a solucionar como, por ejemplo, que jamás pagó alimentos. Hay que regular lo que viene a futuro. En un acuerdo global que tiene que ver con la división de bienes... Él propuso que le perdone la deuda que tiene hasta ahora y por dos años no pagar alimentos. Imaginate que, ante semejante disparate, no llegamos a ningún acuerdo. ¿Cómo voy a firmar una cosa así? No paga obra social, no paga colegio, no paga útiles, ni una remera. Hasta el día de hoy, yo me fui de mi casa en febrero de 2019, no pagó nada. Hace poco el juez me restituyó mi casa de Martínez pero me la devolvieron detonada, así que la tengo que arreglar para volver. Y, mientras tanto, tengo que pagar alquiler y todo corre por mi cuenta.

-¿No te va a despertar demasiados recuerdos volver a vivir ahí?

-Mi idea es cambiarla por completo, ya que tengo que hacer una obra. La verdad es que entendí que esa casa es fruto de mi esfuerzo, la compré yo con mi trabajo, así que la voy a dejar divina para que sea el hogar de mis hijos.

Yo no soy ejemplo de nada pero intento concientizar de que nadie tiene que soportar ningún tipo de relación abusiva, de que ahí no te tenés que quedar. Yo perdí mucho
Julieta Prandi

-¿Te sorprendió recibir tanto respaldo por parte del medio y del público?

-No hubo ni una persona que no me haya manifestado su apoyo en la vida, en el trabajo, en las redes sociales, en el medio. Sentí la solidaridad y la indignación de la gente. Y recibí cantidad de mensajes de mujeres que pasaron por la misma situación o la siguen transitando y no saben cómo salir de esto. Uno trata en lo posible de dar el mejor consejo. Yo no soy ejemplo de nada pero intento concientizar de que nadie tiene que soportar ningún tipo de relación abusiva, de que ahí no te tenés que quedar. Yo perdí mucho.

-¿Cómo se hace para convertir tanto enojo o angustia en un sentimiento positivo?

-Si me veo en algunas entrevistas del año pasado, ahora soy otra persona, pero quizá porque ya di toda la vuelta. Ya pasé por el dolor, por la indignación, por el enojo, por la ira, pasé por todos los estados. Hoy ya no siento ni enojo, ni nada. Estoy enfocada en mí y en mis hijos, en recuperar lo que es mío y en arreglar las cosas legalmente. No pierdo tiempo en lamentarme o castigarme por no haberme dado cuenta, porque entendí que ese enojo a mí no me sirve. Desde que lo solté, estoy mucho mejor.

-¿Cómo repercutió todo esto en tus hijos?

-Mucha gente cree, como yo creí durante mucho tiempo, que por los nenes hay que continuar y no, al contrario. Si te quedás en ese clima, les estás enseñando que eso está bien, que el código es ese y es lo que ellos van a repetir a futuro. Es difícil, pero si ven que su mamá tomó la decisión correcta y decidió cambiar el rumbo del barco porque no iba a buen puerto, entonces van a aprender que hay cosas que no se permiten, que nadie tiene que maltratar a nadie. Uno tiene que darles el ejemplo.

Ver esta publicación en Instagram

Mi mejor versión. #mishijos @deandennys

Una publicación compartida de Julieta Prandi (@jprandi) el

¿Tenés ganas de volver a enamorarte o te da miedo?

-El año pasado quizá me daba más miedo, hoy no. Y me lo recontra permito y lo celebro si sucede. No es que dejé de creer en el amor con todo lo que me pasó. De hecho, no creo que lo que viví haya sido amor. Todos queremos tener un compañero de vida, una linda historia de amor pero tengo en claro que no necesito a nadie para ser feliz. Yo soy feliz conmigo y si alguien viene a compartir esa felicidad, fantástico.

-¿Y ese candidato ya estaría cerca?

-Mmm, estoy en algo. Vamos a ver qué pasa.

-¡Qué revelación! ¿Es alguien que conocemos o no tiene nada que ver con el medio?

-¡No voy a contar nada! Vamos a ver qué sucede pero con tranquilidad. Si es un amor sano, bienvenido.

-En el verano, debutaste en teatro con Atrapados en el museo. ¿Tenés ganas de volver a subirte a las tablas?

-Estuvo buenísimo hacer teatro. El contacto con la gente, el aplauso o que te esperen a la salida de la función es una sensación indescriptible, aunque me identifico mucho más con la conducción... Pero si aparece alguna propuesta interesante, se verá.

-¿Tu decisión de no hacer la gira que tenían planeada por el interior del país tuvo que ver con las versiones de que te llevabas mal con el elenco?

-Para nada. En enero, ya había dicho que no iba a la gira porque ya había firmado contrato con la radio y además, tenía que ocuparme de los nenes. Iba a terminar mal y agotada, más que no venía con un resto emocional para bancarme tanto, venía flojita. De hecho, si bien el verano lo disfruté, me costó muchísimo estar dos meses y medio en Córdoba, trabajando a ese ritmo, con dos funciones por día y acostándome a las cuatro de la mañana todas las noches. No sé si el cimbronazo emocional que viví en 2019 me dejó más débil o susceptible, pero para mí fue tremendo.

Ver esta publicación en Instagram

Hermoso equipo

Una publicación compartida de Pedro (@pedroalfonsoo) el

-¿Qué pasó con Flor Torrente?

-Nada. Hubo malos entendidos por no hablar en su momento pero no hubo peleas ni roces. Estábamos conviviendo, yo estaba en carne en viva y ella no se tomo el tiempo para aclarar ciertas cosas que, sin hablarlas a tiempo, se malinterpretaron. Después de sus dichos en PH, me llamó para pedirme perdón y aclaramos los temas. La verdad es que ninguna tiene conflicto con la otra y ni ella se dio cuenta de lo que yo sentí y percibí en el verano, ni yo conocía su visión, entonces la charla sirvió para aclarar lo que pensábamos.

-¿O sea que volverías a trabajar con ella?

-Cualquiera que haya trabajado conmigo te puede decir que yo no tengo problema con nadie, es más he repetido con la mayoría de los que he trabajado, y lo volvería a hacer. En esta carrera, me he cruzado con gente increíble como Ronnie Arias, Gerardo Rozín, Mariano Peluffo, el "Pelado" López, con los cuales tengo una linda amistad. Y también con otros que no tanto pero lejos esta de mi señalar con el dedo. Nunca me metería con el trabajo de nadie.

-Estás haciendo tele, radio, campañas como modelo, ¿qué te queda pendiente?

-Escribir y publicar mis cuentos. La literatura es una pasión que tengo desde chica, escribo desde los 12, empecé con poesías. Las letras son algo que vinieron conmigo, siempre me atraparon. Publiqué algunas cosas pero siempre con seudónimo porque me daba vergüenza. Es verdad que ahora no le estoy dedicando el tiempo que merece, pero no quiere decir que cuando ordene todo no vuelva al ruedo. Algún día me gustaría escribir la historia completa de mi vida que, sin dudas, sería un best seller [Risas].

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.