La actriz de How to Get Away with Murder, Karla Souza, denunció haber sido violada por un director

En una entrevista con CNN, la actriz mexicana narró un episodio de abuso sexual que sufrió en un set de filmación
En una entrevista con CNN, la actriz mexicana narró un episodio de abuso sexual que sufrió en un set de filmación Fuente: Archivo
(0)
21 de febrero de 2018  • 16:05

La actriz mexicana Karla Souza, quien alcanzó notoriedad en el mercado estadounidense por su interpretación de Laurel Castillo en el drama policial de Shonda Rhimes, How to Get Away with Murder, brindó una entrevista para la cadena CNN en Español en la cual narró un episodio de violación sufrido a manos de un director de cine. Su denuncia se suma a las de numerosas actrices, quienes a través del movimiento #MeToo buscan unirse, entre otros motivos, para luchar contra el abuso de poder. Souza, quien no mencionó nunca el nombre del cineasta, remarcó que era muy joven cuando sucedió el hecho y que por entonces no pudo procesarlo cabalmente.

"Yo estaba empezando mi carrera y ahí me presentan a unos productores. Es donde comienza el manipuleo de 'Tú me debes a mí una', entonces te empiezan a hacer ver que están empujando por ti, [te dicen] 'no tienes nombre, pero yo sé que tú eres muy buena, yo sé que vas a demostrarme algo' y yo en ese momento no tenía la educación para saber lo que realmente estaba haciendo conmigo esa persona", reveló, enfatizando que se trata de un hombre "muy carismático", alguien "al que le va muy bien en la carrera y hace muy bien su trabajo".

Karla Souza denunció haber sido violada

04:02
Video

Según el testimonio de la intérprete, la pesadilla comenzó durante el rodaje de una película, cuyo título también decidió reservarse para sí. "De casualidad me llevan a un lugar donde me doy cuenta de que todo el cast y los actores se quedan en un hotel y en el otro sólo nos quedábamos el director y yo (...) no tenía por qué quedarme ahí, pero ahí comienza otra vez esa fase de manipulación. Esto no es normal para el resto del elenco, obviamente los demás se dan cuenta", contó y detalló cómo fueron las primeras instancias del acoso. "Un día me despierto para desayunar, y estaba él, para cenar, igual. Sólo estábamos él y yo. Hasta que un día, a las dos de la madrugada, esta persona siente que tiene que venir a mi habitación a decirme que había pensado algo de la escena, que tenía que platicar conmigo a ver qué pensaba yo de la escena. Yo, con mi pijama de franela de niña. Y entra al cuarto y, siempre hablando de la actuación, seguía haciéndome sentir especial, que iba a hacer un papel que le iba a demostrar a todos los demás por qué estaba yo ahí, (...) yo sentía que no tenía opción de rechazarlo".

Acabé cediendo a que me besara, me tocara de formas donde no quería que me tocara

Asimismo, Souza añadió que ése no fue un incidente aislado. "Esto no sólo sucedió una vez, sucedió más veces, y la noche en la que decidía yo no abrirle la puerta, al día siguiente en la filmación él me la cobraba, me humillaba en frente de los demás y ese era el control psicológico que tenía conmigo", recordó. La actriz aseguró que la manipulación se extendió por semanas, hasta que un día se sintió forzada a aceptar los avances. "Acabé cediendo a que me besara, me tocara de formas donde no quería que me tocara. Y en una de las instancias me agredió violentamente y sí, me violó. Es que me cuesta decir eso, me cuesta", expresó la actriz, entre lágrimas.

La repercursión de su testimonio y la respuesta del presunto abusador

Gustavo Loza se desligó de las acusaciones de Karla Souza
Gustavo Loza se desligó de las acusaciones de Karla Souza Fuente: Archivo - Crédito: Addicta Films

Como su relato se emitió en el programa del horario prime time conducido por Denise Maerke, ineludiblemente se convirtió en noticia a los pocos minutos, y la señal Televisa, infiriendo que la actriz estaba hablando del director Gustavo Loza, lo desvinculó de la empresa de medios y contenidos mediante un comunicado. "Ante las denuncias públicas sobre abuso sexual de la actriz Karla Souza, y después de una investigación preliminar, Televisa ha decidido romper de manera inmediata toda relación con el señor Gustavo Loza", informaron.

Por su parte, el director tampoco tardó en defenderse, argumentando que la actriz jamás lo mencionó en sus dichos y que las acciones de Televisa fueron imprudentes. “En primer lugar debo aclarar que Karla no ha hecho ningún señalamiento en mi contra; es decir que no existen imputaciones directas contra mi persona en ninguna de sus expresiones y/o entrevistas, por alguna razón que desconozco y sin haber señalamientos directos, Televisa de manera irresponsable se ha tomado la libertad de juzgar el caso y exponer mi buen nombre y trayectoria profesional con todas las implicaciones que esto conlleva, provocándome un descrédito y daño moral de difícil o imposible reparación”, expresó el productor y director, quien trabaja con la emisora desde hace años.

“Televisa no puede asumirse como órgano investigador, persecutor y mucho menos de impartición de justicia y condenarme mediáticamente; mucho menos cuando la afectada jamás ha mencionado mi nombre. En lo personal me siento tranquilo, sereno y sumamente agradecido por las muestras de apoyo recibidas en este momento por familiares, amigos y colaboradores (...) Tengo mi conciencia tranquila", expresó el realizador, quien desde su cuenta de Twitter escribió que lamentaba "profundamente" lo que le había sucedido a la actriz, a quien dirigió en el film de 2016 ¿Qué culpa tiene el niño?

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?