La Justicia prohibió la circulación de las imágenes íntimas de Kate y Guillermo