Luciano Pereyra suspendió dos shows en Córdoba por un problema en la laringe

El cantante, de 36 años, se encuentra presentando desde octubre su último trabajo, La vida al viento
El cantante, de 36 años, se encuentra presentando desde octubre su último trabajo, La vida al viento Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Cecilia Martínez
(0)
23 de febrero de 2018  • 18:06

El cantautor Luciano Pereyra se vio obligado a suspender dos shows previstos para este fin de semana en Córdoba a causa de un "fuerte estado gripal", por el que deberá permanecer en reposo las próximas 72 horas.

El intérprete tenía previsto realizar dos presentaciones en el Festival Opus de Río Cuarto, esta noche, y en Marcos Juárez, mañana.

Consultada por LA NACIÓN, su productora afirmó que no se trata de un asunto de gravedad e indicó que el diagnóstico preciso es una "laringotraqueitis". Por ello, los médicos le indicaron guardar reposo y señalaron que "no es recomendable que se presente a cantar".

El músico se encuentra ahora "descansando en su casa" y se espera que retome los próximos conciertos en las siguientes semanas.

Tras llenar once Gran Rex el año pasado, el cantante de "Como tú" emprendió una gira de cincuenta fechas por todo el país con motivo de la presentación de su último trabajo, La vida al viento, con una intensa actividad y shows prácticamente cada tres días desde que comenzó el año.

El calendario de actuaciones del artista previsto para las próximas semanas incluye un show este domingo en Tafí del Valle, en Tucumán -al que probablemente no pueda acudir, aunque aun está por confirmarse dependiendo de su estado de salud-; en Santa Fe y Buenos Aires, el 10 y el 11 de marzo; y una gira por Estados Unidos, del 7 al 14 de abril, que recorrerá las ciudades de Nueva Jersey, Nueva York, Miami y Los Ángeles.

La noticia de la suspensión de los shows en Córdoba generó preocupación en un primer momento por los problemas de salud con los que tuvo que lidiar Pereyra en el pasado. En 2010 tuvo que someterse a una intervención para extirparle unos divertículos en el esófago, y durante el postoperatorio contrajo una infección intrahospitalaria que complicó su estado. Al año siguiente, volvió a pasar por el quirófano para tratar un "trastorno motor del esófago interior".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.