María del Cerro y su novio: pasión en Punta