Matías Alé: "Siento que renací, soy más hombre"

Matía Alé volvió a visitar Desayuno Americano luego de su brote psicótico
Matía Alé volvió a visitar Desayuno Americano luego de su brote psicótico
El mediático estuvo en Desayuno Americano y habló sobre cómo fue su calvario y cómo se trata
(0)
15 de abril de 2016  • 11:12

Hace unas semanas que Matías Alé está tratando de recobrar su vida. Luego de salir de la clínica donde estuvo internado 43 días , según él "preso", comenzó a tener un seguimiento de psicólogos y psiquiátras que lo fueron guiando y conteniendo. Primero, retomó su trabajo como invitado a eventos y boliches, y ahora, el segundo paso, es reaparecer en la televisión. El fin de semana, estuvo en el programa de Mirtha Legrand y hoy en Desayuno Americano, donde afirmó que siente que renació, que maduró, que es más hombre y confesó que antes del brote ya estaba mal y que se presentaba en eventos con la sensación de estar totalmente "ido".

En una entrevista que se tiño por la emoción, los panelistas del programa de América charlaron con Matías. "Pasé 43 días preso, no me victimizo, es lo que me pasó. Es más cool y normal decir ´me voy a hacer las tetas´", dijo poniéndole una cuota de humor a lo que considera un calvario.

"Todo empezó el 6 de septiembre que me comprometí con María [del Mar Cuello Molar] en la Medalla Milagrosa y desde ahí al 14 y 15 trabajé dos días arriba del escenario ido, sin darme cuenta. Hice el evento, y pido disculpas a la gente de expo peluquería... pero yo creía que la gente no venía a ver la exposición, creía que iban a escucharme a mí, como si yo fuera un mesías", contó.

Los periodistas le preguntaron si nadie se daba cuenta de que él estaba como ido y contestó: "No mucho, mucha gente se acercaba y me agradecía por mis palabras; a otra gente yo la veía como la parte mala de la que me tenía que alejar".

Según explicó, sus problemas comenzaron antes del brote por el cual fue internado y es algo que aún están intentando descifrar con los médicos que lo tratan. "Hubo dos o tres meses antes, en los cuales empezó todo, yo sentía que tenía una misión (...) Miraba canal 13 y sentía que toda la información que pasaban me servía para manejarme durante el día y para saber cómo la tenía que proteger a María. Después tuve un quiebre y volví a ser yo, fue cuando me casé con María, consciente y enamorado y para toda la vida (...) Después del 1 de octubre todo fue muy difícil, yo quería vivir en diferentes lugares, sentía que iba a un hotel y el conserje no era parte de mi plan y me iba a otro", explicó.

"Ahora me siento distinto, más hombre (...) Cuando salí de ahí, me sentí el jorobado de Notre Dame y me encerré en mi casa. Me ayudó mi familia. Yo no podía ni manejar, me llevaban al psicólogo, al supermercado (...) Yo siento que fue un renacer y, ahora, empiezo a darme cuenta que las prioridades son otras", dijo muy emocionado Matías.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.