Myla Cambiaso, una amazona de "juguete"

Una tierna imagen de madre e hija tomada días atrás en Inglaterra, mientras alentaban desde los palenques a Mia –la mayor de los hijos de María y Adolfito–, que jugó un torneo de dos días y se destaca como polista, igual que su hermano Poroto.
Una tierna imagen de madre e hija tomada días atrás en Inglaterra, mientras alentaban desde los palenques a Mia –la mayor de los hijos de María y Adolfito–, que jugó un torneo de dos días y se destaca como polista, igual que su hermano Poroto.
Con su estilo personal –y superfemenino–, la hija menor de Adolfo Cambiaso y María Vázquez se luce en los palenques con su propia caballada
(0)
2 de agosto de 2017  • 15:32

Por la agenda de su papá, Adolfo Cambiaso (42), su vida siempre estuvo dividida entre Argentina, Estados Unidos, Inglaterra, España o adonde los compromisos lo lleven. Según contó su mamá, María Vázquez (42), en la última entrevista en familia que le dieron a ¡Hola! en su campo en Córdoba, Myla Cambiaso, que tiene 6 y es la menor de los tres hijos de la pareja –también tienen a Mia (14) y a “Poroto” (11)–, es una niña soñadora: “Vive en su mundo de princesas, está en Disney todo el tiempo. Juega mucho sola y sabe lo que quiere”.

Y a lo largo de los años, a los partidos de Adolfo se sumaron los de sus hermanos, grandes promesas del taco y de la bocha. Entonces Myla se convirtió en la mejor compañera de su mamá. Inseparables durante su estadía en Inglaterra, madre e hija le hicieron el aguante a Mia, que competía junto a dos amigas. “Ese día Adolfo estaba jugando la Copa de Oro con su equipo RH y Poroto era suplente. Así que no pudieron ir a ver a Mia y, como siempre, si no puede él nos dividimos. Así que fuimos nosotras”, le contó a ¡Hola! María. Fue allí, en el palenque, donde Myla llamó la atención con su coqueto caballito de juguete. “Se lo compré el año pasado. Obviamente todos mis hijos, de chicos, tuvieron caballos de todo tipo y forma: de madera, mecedora… En realidad, Myla es fanática de los bebés, pero cada tanto agarra a este caballo. Cada uno de mis hijos tiene uno de estos caballitos que se amarran en la cintura en los destinos a los que vamos, así cuando vuelven se reencuentran un poquitito con su vida”, explicó la modelo.

  • Foto: Marcos Cerdeira

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.