Nicolás Cabré, sobre el escándalo en el teatro: "Si lo hubiese hecho un hombre, hubiese sido terrible"

En una entrevista radial, el actor dio detalles de lo ocurrido en medio de la función de Departamento de soltero
En una entrevista radial, el actor dio detalles de lo ocurrido en medio de la función de Departamento de soltero
(0)
20 de julio de 2019  • 16:54

"Esto se fue de las manos, se quisieron hacer las graciosas y pasaron el límite. Desde que se levantó el telón hasta el final se la pasaron hablando", contó en una entrevista radial Nicolás Cabré , en referencia al episodio que se vivió hace unas semanas en medio de la función de Departamento de soltero, la obra en la que comparte cartel con su novia, Laurita Fernández .

"No se suele suspender una obra, pero es molesto que te digan cosas todo el tiempo. No fue una sola cosa. Además, en un momento el vocabulario era cualquier cosa y había nenas", justificó su reacción de suspender momentáneamente la función. Y, consciente de que los tiempos cambiaron, explicó: "Si un hombre le estuviese diciendo a una actriz que le 'muestre' y que la 'va a partir', hubiese sido un escándalo".

En diálogo con Agarrate Catalina por La Once Diez/Radio de la Ciudad, el actor dio detalles, además, de cómo fue el hecho. "Desde la sala lo tendrían que haber parado, pero nadie del público le decía nada. Era todo muy incómodo. Cuando yo paré (la función), les empezaron a decir cosas. Si lo hubiese hecho un hombre, hubiese sido terrible. No me sentí acosado, creo que nosotros también fallamos pensando que iban a parar", expresó.

"Llegó un momento donde me perdí, ya no me acordaba qué tenía que decir. Mi intención era terminar la función e irme de malhumor a mi casa; listo. Pero cuando ya no sabés qué decir y te siguen hablando, es incómodo. Rompe toda la magia", explicó.

En ese momento, la conductora le preguntó por su fama de "malhumorado" y el actor dio su versión: "Muchos de los que dicen que soy malhumorado no me conocen. Si hay algo que no me gusta, soy franco y lo vas a saber. Pero el 80% de los que dicen que soy terrible no me cruzaron nunca en su vida. Es más negocio decir que soy terrible".

Por último, no ahorró elogios para su pareja: "Lau tiene una luz y una energía que sobrepasa absolutamente todo. Me hace feliz. Ella salió de su zona de confort y es admirable las ganas que le pone a todo. Me llena de alegría verla arriba del escenario. Escucha, pregunta y propone. Más allá del amor que le tengo, la admiro muchísimo".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.