Nicolás Repetto y Florencia Raggi estrenaron refugio en José Ignacio

A tres años de la venta de su chacra marítima en La Boyita, eligieron una casa de piedra retratada por las revistas de decoración
A tres años de la venta de su chacra marítima en La Boyita, eligieron una casa de piedra retratada por las revistas de decoración
(0)
30 de abril de 2014  • 16:54

El mismo lo admitió alguna vez. A la hora de invertir, Nicolás Repetto (57) prefiere comprar propiedades. Así como hace un tiempo optó por un campo en La Pampa, ahora habría elegido nuevamente las playas de Uruguay (ya tuvo una casa en la zona de La Boyita). Se trata de La Fiaca, una chacra boutique de 1000 metros cuadrados ubicada en la zona del Medellín Polo Club, que eligió junto con su mujer, la actriz Florencia Raggi (41).

El martes 22 de abril, después de almorzar en Rex, se instalaron en su nuevo refugio, una construcción con gruesos muros de piedra inspirada en las villas italianas y en los cortijos españoles. En la entrada, un imponente portón de más de 400 kilos de madera antigua da la bienvenida. Y, al igual que el living-comedor, los cuatro dormitorios en suite se destacan por sus estucos de color y por los viejos herrajes traídos de anticuarios de Montevideo y San Telmo. Tiene, además, una chimenea estilo "medieval" de casi cinco metros de altura y una cocina con islas de mármol.

Si bien la residencia cuenta con exquisitos detalles de ambientación y buen gusto, Nicolás y Flor le impondrán su propio estilo, tal como hicieron con todas sus casas. Sin dudas, este verano 2015 será distinto para la pareja y sus dos hijos, Renata (15) y Francisco (13).

"Somos verdaderos cultores de la vida en contacto con la naturaleza. Y nos encanta disfrutarla junto a los chicos. Las playas de Punta del Este siempre nos dieron la paz y la belleza de un lugar en el que nos reencontramos con amigos mientras disfrutamos del mar", confió la actriz

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.