Barby Franco confundió a Roberto García Moritán con un hombre en situación de calle

La modelo dejó a su marido afuera de su casa y su vecina, Barby Franco, pensó que era un "homeless"
La modelo dejó a su marido afuera de su casa y su vecina, Barby Franco, pensó que era un "homeless" Crédito: Captura de Video
(0)
10 de diciembre de 2019  • 14:33

Pampita Ardohain está disfrutando de sus primeros días de convivencia con su esposo, Roberto García Moritán, tal como contó hace poco. En su programa, Pampita Online, la modelo explicó cómo fue que el domingo el empresario gastronómico se quedó afuera de la casa, sin llave. Barby Franco, que vive a pocas cuadras y pudo ver la situación, entonces llamó a la conductora para avisarle que había "un joven con gorrita" sentado en su puerta, pensando que se trataba de un hombre en situación de calle.

"¡No soy la única que deja al marido afuera!", dijo Franco entre risas, mientras señalaba sutilmente a Ardohain, por la pantalla de Net TV. Así fue como empezó a narrar la divertida anécdota que compartió con la top model. "Desde la semana pasada hay un chico que se queda a dormir en las puertas de las casas porque no tiene a dónde ir, y entonces cuando pasé por la casa de Caro y vi a un joven sentado en su puerta con una gorrita puesta, y pensé: 'Uy, ahora le tocó a ella'", expresó la pareja de Fernando Burlando.

Pampita dejó afuera a su marido y Barby Franco pensó que era un "homeless"

01:29
Video

Mientras la jurado del "Súper Bailando" no podía contener la risa, Franco continuó con su relato: "La llamé y le pregunté si quería que llamemos a la policía. Entonces ella se fue a fijar a las cámaras de seguridad y me dijo: '¡Ay! ¡Es mi marido!'". Luego le tocó el turno a Ardohain de explicar lo sucedido: "Los domingos yo estoy sola con los chicos y estaba intentando dormirlos. Entonces nunca escuché el celular, él me había avisado que estaba en la puerta, y su llave la tenía mi hermano".

Con mucho humor, la modelo explicó que su flamante marido no quería hacer ningún ruido porque sabía que era el horario de la siesta de los chicos, y por eso no tocó el timbre y decidió esperar. "Se quedó ahí esperando, pobre, y dormir a los chicos toma un rato, mínimo cuarenta minutos. Cuando me avisó Barby, bajé con los nenes y le abrimos", contó la modelo con humor. Y cerró con un detalle gracioso sobre la reacción de Moritán: "Él se puso contento porque vos dijiste que era 'un joven'".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.