Rochi Cuenca contra Pico Mónaco y el Pollo Álvarez: "No me sentí cómoda"

La conductora contó por qué se fue de Por una moneda.
La conductora contó por qué se fue de Por una moneda. Crédito: Archivo
(0)
3 de diciembre de 2019  • 10:56

Dos años después de haber comenzado su carrera como conductora de televisión, Rochi Cuenca repasó cómo fueron sus primeros pasos. En conversación con el programa radial El show del espectáculo, la comunicadora dio detalles sobre cómo fue trabajar junto a el Pollo Álvarez y Pico Mónaco en Por una moneda, el ciclo de entretenimientos que se emitió por Canal Trece.

"No tuve las mejores experiencias y por eso decidí hacerme a un lado", dijo Cuenca. "No me sentí cómoda. A veces, cuando uno arranca en el medio está bueno tener compañeros que te banquen, ayuden y te den una mano. No funcionó el vínculo. Quizás lo que la producción se imaginaba conmigo no sucedió y después no sabían cómo adaptarme", sostuvo.

Entrevista por Ulises Jaitt, la tandilense dijo que no se había sentido "incluída en el formato", ya que había firmado contrato para ser conductora y el protagonismo terminó recayendo en Álvarez y Mónaco, de más trayectoria en medios. "Fue algo que sobrepasó a la producción porque se imaginaron que yo iba a estar adentro de algo que no terminó siendo y yo me quedé sin lugar. Yo cómo compañera ayudaría", dijo y luego subrayó: "Me hubiera gustado que empaticen. Era el primer programa fuerte de ellos como dupla en el canal de aire, había presión, todos estaban mirando cuando la pifiaban".

Según dijo la modelo, los conductores estaban más preocupados por "encontrarle la vuelta al programa" que por incluirla a ella. "Sentir que te hacen el vacío es feo para cualquier ser humano", reflexionó Cuenca, que contó que sus ex compañeros jamás le escribieron para saber por qué había abandonado el ciclo. "Tampoco tenían por qué", aclaró.

Para la conductora, lo que sucedió fue que resultó que "tres personas conduciendo era mucho" y admitió que quizás ella "no estuvo a la altura". Sin embargo, admitió que le hubiera gustado que le den otra oportunidad. "Con el paso de los programas, en las rutinas yo hacía menos cosas e invitaban a chicas de afuera o del ambiente a jugar. Yo les decía: 'Dame ese lugar, teneme fe, por algo me contrataste'. Cada vez tenía menos lugar y en el último programa lo único que hice fue sostener un micrófono. Eso fue un montón", añadió

Preguntada acerca de la forma en la que se manejaron con ella, Jaitt le preguntó si consideró que había habido destrato. "Es muy fuerte esa palabra. No sé si fue intencional o con mala voluntad. Sí me hubiera gustado recibir un mensajito después o encontrarle la vuelta o un 'Che, pará, Ro, no tomés la decisión'. No es que me fui de un día para otro; lo hablé una, dos, tres y no va", apuntó. "Yo no estaba incluida en las reuniones de producción", sintetizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.