Steven Spielberg se convierte en el director más taquillero en la historia del cine