Pintura, sapos y buena suerte