Planificar, la clave para asegurar el bienestar de la mascota

(0)
25 de diciembre de 2009  • 09:20

Una mascota siempre se estresa fuera de su casa. Pero si esto ocurre todos los años, el estrés dismuye porque año a año se acostumbra y conoce el lugar donde la dejamos. Como el estrés predispone a enfermedades, la recomendación es vacunar a los animales, desparasitarlos, etc, para que tengan un estado físico óptimo, de manera que al llegar al pensionado las maniobras sanitarias estén aseguradas.

Hay que tener en cuenta que los primeros días es comúnn que no coman y estén decaídos. Esto quienes trabajan en los pensionados lo saben y lo manejan.

Si llevamos a la mascota con nosotros de vacaciones, es también importante planificar lo sanitario para tener la tranquilidad de que ante el estrés que también sufrirán inevitablemente por estar lejos de su casa, van a estar prevenidos.

Golpe de calor. Existe en las mascotas y puede producir la muerte. Siempre deben estar frescos o con la posibilidad de refrescarse. El sol produce los mismos daños que a los humanos: quemaduras, insolaciones, deshidratación, etc.

Si viajan en el auto, llevarles agua y parar cada dos horas para que se hidrate y haga sus necesidades.

Hay que tener en cuenta las altas temperaturas del interior de los autos: nunca dejarlos adentro, aunque demoremos minutos en volver.

Si estamos en un lugar de vacaciones, respetar los lugares de las personas y de las mascotas: recojer los desperdicios y controlar su radio de movimientos. Manejarse con responsabilidad y prudencia con animales de talla grande y dominantes a través de la utilización bozales y medios de sujeción.

Las Fiestas. Si las mascotas se quedan en casa, hay que acondicionar el ambiente de manera de reforzar la seguridad del animal. A veces resulta útil dejar al animal en un lugar cerrado y con música a volumen alto. Esto hace que se separen del medio externo, y cuando haya otros ruidos como la pirotecnia no los vayan a percibir.

Suministrarles sedantes debe ser una responsabilidad del veterinario, que tendrá en cuenta las características del animal. A veces es necesario tranquilizarlos, pero cada profesional debe evaluar el tipo de animal, la droga y suministrar las cantidades.

Por último, no es recomendable dejarlos atados, porque les produce pánico y estrés.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.