Ultima página. Por seis días locos...