Preparando un show con Las Pelotas

Nos metimos en el armado de un recital de la banda para ver cómo esperan los músicos al público; entramos a los camarines y compartimos la previa, sus nervios, cábalas y trucos para estar listos antes de salir a escena
Silvina Ajmat
Sol Amaya
(0)
23 de diciembre de 2009  • 12:41

Es como si estuviera en el living de su casa charlando con amigos. Apenas faltan un par de horas para el show. German Daffunchio acaba de dar por terminada la prueba de sonido, y se relaja en los sillones de los camarines de La Trastienda tomando un té reparador para sus cuerdas vocales: miel, limón y un toque de whisky. "Es que algunos shows son muy intensos y se te va gastando un poco la garganta", explica el vocalista líder de Las Pelotas, en una amena conversación con lanacion.com poco antes de la presentación de fin de año de la banda.

No se les escapa un detalle. Se nota que llevan 20 años haciendo lo que más les gusta: deleitar al público con sus canciones. Pero el profesionalismo con el cual manejan la prueba se desarrolla con toda tranquilidad: nada de nervios, mucha buena onda y alegría. El más ansioso, o al menos así parece, es Gustavo Jove. "Lo que pasa es que estoy estrenando mi batería, es la que quise toda la vida, la compré por Internet y me la acaban de traer", contó, exultante, con los ojos brillantes como nene con juguete nuevo.

Este fue un año muy intenso para Las Pelotas, con la presentación de Despierta, el disco n° 12, como cierre. "Es un trabajo cargado de muchas emociones, de mucha tristeza", cuenta Daffunchio, antes de tomar el último sorbo de su té.

La tristeza trae a colación el nombre del ex vocalista líder, Alejandro Sokol, fallecido en enero del 2009. El disco está repleto de referencias que recuerdan al "Bocha", como se lo conocía.

"Que vos pienses que Alejandro estaba alejado de la banda es un error, yo creo que es como un ángel, es el ángel de la guarda de Las Pelotas", dice Daffunchio, con la mirada triste. "No es necesario, al menos para mí, contarle nada a nadie de esto. Pero por eso Despierta es un disco que tiene un proceso en el cual hay tristeza y muchas cosas. De eso se trata el arte, de buscar distintas emociones", agrega.

Sobre los proyectos de la banda, asegura que nunca dejan de trabajar, y que ya están "como enfermos buscando un nuevo disco".

En medio de un clima distendido y ameno, los músicos se preparan sin dejar que los nervios les ganen. "La adrenalina viene de golpe, y explota cuando estamos en el escenario", asegura Daffunchio mientras observa relajado cómo sus compañeros, Gabriela Martínez (bajo y voz), Gustavo Jove (batería), Tomas Sussmann (guitarra) y Sebastián Schachtel (teclados), arman la lista de temas.

Los técnicos van y vienen. Llevan y traen cables, guitarras, botellas de agua mineral . Jove se pasea ansioso entre los camarines y el resto de la banda termina de preparar los últimos detalles. En media hora subirán al escenario, donde la energía que se respira es la misma: la vibra de las raíces del rock nacional. Afuera, sus seguidores esperan impacientes. "Es que, si sos pelotero, quiere decir que algo en común tenemos", remata Daffunchio, en total sintonía con su gente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.