¿Qué están mirando nuestros críticos?

Paula Vázquez Prieto
(0)
29 de junio de 2018  

1. Marcella, 2 temporadas, Netflix

Fuente: LA NACION

Marcella está de regreso luego de una primera temporada crispante y vertiginosa que incluía asesinos seriales y copycats, episodios de amnesia temporal y arranques violentos, infidelidades e intrigas corporativas. Eso sí, nuestra detective estrella ya no viste su campera verde con capucha, sino una variada y atractiva gama de camisas y sobretodos. Sin embargo, los problemas son los mismos: una nueva serie de crímenes siniestros azotan a una Londres sombría y neblinosa, mientras el olfato y la persistencia de Marcella resisten sus turbulencias personales. Ahora es un impensado contacto familiar con los macabros casos de pedofilia el que la conduce en la nueva investigación: su hijo menor fue el último que vio con vida a un niño de nueve años, cuyo cadáver fue enterrado dentro de la medianera de una edificación. Allí rondan un inquietante sospechoso, un rockero afásico y varias culpas repartidas. Desde ese puntapié inicial, la serie creada por el sueco Hans Rosenfeld y producida por Nadia Jaynes se muestra aún más aceitada narrativamente en esta segunda entrega y hace gala de esa tensión que contrarresta cualquier devaneo melodramático. Como la primera vez, Anna Friel hace de su enigmática y contradictoria Marcella su mejor rostro.

2. Secret city, 2 temporadas, Netflix

Fuente: LA NACION

Con algo del espíritu juguetón y trash de la vieja E! True Hollywood Story, esta nueva serie de antología se concentra en teorías e hipótesis que pueden conducir a resolver un misterio célebre. En este caso, son los crímenes de estos raperos, uno en Las Vegas, otro en Los Ángeles, que cruzan su aura trágica con su pertenencia a la comunidad negra, supuestas disputas gansteriles y un oscuro entramado de corrupción policial. Ambientada en dos momentos históricos -en 1997, durante la primera investigación seria del asesinato de Christopher "Biggie" Wallace y sus conexiones con el crimen de Tupac Shakur, y en 2006, cuando un equipo especial de la policía de Los Ángeles reabre la causa- y cruzando un armado de ficción con algunos flashes documentales, Unsolved recuerda el espíritu de la Zodíaco de David Fincher, aunque menos rigurosa en su puesta en escena y más evidente en su parcialidad. Cada pieza del rompecabezas espera aquí un nuevo giro de la trama para encontrar su definitivo significado.

3. Unsolved: the murders of Tupac and Notorius B.I.G

Fuente: LA NACION

Este thriller australiano retrata las intrigas de un gobierno laborista asediado por las presiones chinas y los compromisos con los Estados Unidos, a partir del descubrimiento de un misterioso cadáver flotando en las costas de Canberra. Anna Torv es una periodista parlamentaria que sigue su propia investigación, entre desafíos laborales y frustraciones amorosas, para descubrir qué hay detrás de tanta muerte y silencio. La escena inaugural muestra a una estudiante de música en un acto de protesta en China quien, tras su inmolación en la vía pública, recibe una condena por terrorismo y desata un escándalo diplomático. A partir de ese momento, ministros, militares, periodistas y opositores buscan algo de verdad y mucho de ventaja. Sin la ironía en el retrato de las internas que define a House of Cards, esta ficción establece otro tipo de complicidad con su espectador: las lealtades y traiciones se entretejen en los despachos del poder, pero son las alcobas y las reuniones secretas donde se definen los rumbos más inesperados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.