Queen, Luis Miguel y la obsesión por controlar la historia

Freddie Mercury, eje de un film que, en realidad, busca más que contar una historia
Freddie Mercury, eje de un film que, en realidad, busca más que contar una historia Crédito: IMDB
Silvina Ajmat
(0)
4 de noviembre de 2018  

Hay una nueva biopic provocando comentarios, críticas, trending topics, y haciendo saltar las búsquedas en Google de usuarios sedientos por conocer los hechos reales que dan base a su guión. Tras el suceso de Luis Miguel, la serie , el 2018 araña su final con el estreno, el jueves pasado, de una película en base a otro ídolo de la música, esta vez de repercusión universal, como lo fue Freddie Mercury : Bohemian Rhapsody.

"El que controla el pasado controla el futuro", reza el Gran Hermano de George Orwell. Casualidad o causalidad mediante, la primera banda de Brian May, guitarrista y líder encubierto de Queen, principal albaceas de la obra de la Reina, se llamó 1984, en homenaje a la novela que contiene esa frase. May siempre se ocupó de dar una imagen cuidada del grupo que pasó a la historia grande del rock a fuerza de hits, giras apoteósicas y un frontman que se convirtió en leyenda. Si había que contar la historia de la banda, serían él y Roger Taylor, el otro sobreviviente de Queen activo en la música -el bajista, John Deacon, dejó la luz pública en 1997- quienes definirían cómo y qué.

Si bien es cierto está probado el interés de la audiencia en producciones basadas en historias reales de artistas -también se vio en la Argentina con el éxito de la serie sobre Sandro-, o de otros personajes por distintos motivos célebres (The Crown, El ángel), ficcionalizar una historia de vida ofrece una posibilidad extra, que excede tanto al hecho de subirse a la ola de moda como a la escasez creativa de guionistas que últimamente han acudido a la máxima "la realidad supera la ficción" para tapar una crisis de contenidos que impacta sobre todo en el cine y comenzó a contagiar a la televisión.

Esa posibilidad es la de darle al mundo una versión oficial y definitiva de la vida del artista en cuestión. Mientras algunos aseguran que The Crown tuvo en ascuas a la reina Isabel II ante la inminencia de ver sus intimidades ventilándose en millones de pantallas, hubo celebridades que decidieron anticiparse y contar ellas mismas lo que querían que se supiera de su vida.

Que Luis Miguel haya elegido contar su pasado en una serie que puso a su padre en el podio de los villanos más despreciables de la televisión no fue antojadizo. Luis Miguel se autoproclamó víctima y así pasará a la historia. Con un trazo más grueso, llegó este viernes a Netflix el primero de los 13 episodios de Nick Jam: el ganador, donde el reggaetonero revela sus costados más oscuros.

"¿Es este hombre un idiota?". Así tituló la revista NME una entrevista con Freddie Mercury publicada en 1977, con una foto del músico enfundado en uno de sus escandalosos looks. En adelante y para siempre, evitó dar notas, y las pocas que dio fueron entrevistas muy controladas. Un año después, en 1978, a solo cinco años de editar su primer álbum, la banda decidió que se haría cargo de su carrera y despidió a John Reid, el manager que compartían con Elton John. Le pidieron a su abogado, Jim Beach, que los representara formalmente, con la condición de tomar las decisiones en conjunto. Queen siempre quiso controlar todo.

Sin dudas no fue inocente, cuando Sacha Baron Cohen comenzó a coquetear con la idea de convertirse en Freddie Mercury, que May y Taylor hayan respaldado la iniciativa ofreciéndose como productores, para luego despedirlo del proyecto al ver que su mirada sobre la historia no coincidía con la biografía autorizada que ellos querían darle al mundo. El resultado tampoco es ingenuo: Queen escribió y cinematografió su propia epopeya. Bohemian Rhapsody es el relato del héroe que abandona a su "familia", la banda, para cometer excesos en un viaje iniciático que ofician de pecado de Hybris como en toda tragedia clásica y lo llevan a ver de cerca a la muerte, para luego volver "a casa" en busca de la redención final.

Aunque el protagonista sea el ídolo en cuya vida todos quieren husmear, también se expuso la historia de la banda. Con Bohemian Rhapsody, Queen relanzó su música a 27 años de su precipitado fin -con la muerte de Freddie Mercury, en 1991-, y, sin dudas, escribió su futuro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.