El Zlotogwiazda más auténtico

Al frente del magazine La otra pata, considera que "la radio es el medio más humano"
(0)
18 de mayo de 2009  

Tiene 48 años, es economista y hace ya 25 años que ejerce el periodismo y, si bien nunca abandonó la gráfica ( El Porteño , Página 12, Tres puntos, Veintitrés ), desde 2000 alterna esta tarea con la radio y la TV. Marcelo Zlotogwiazda se desempeña por quinto año consecutivo en Radio Mitre (AM 790), donde conduce La otra pata, de lunes a viernes, de 15.30 a 18, un espacio en que el análisis de la actualidad socioeconómica es fundamental, con una buena cuota de humor, info policial, espectáculos y producciones especiales.

-¿Qué tiene este ciclo que no tuvieron los anteriores?

-Por cuestiones que no sé bien cómo explicar, se formó un buen equipo. Hay una mesa con un buen clima, y eso se transmite. El primer año de Mitre no funcionó el equipo. ¿Cuál es el misterio? El misterio son las relaciones humanas.

-¿En la radio son muy importantes las relaciones humanas?

-Sí, mucho más que en televisión. La radio es el medio más humano, donde todos nos mostramos mucho más como somos. La gráfica es muy impersonal, salvo excepciones. No se escribe en primera persona; poco le importa a la inmensa mayoría de los que leen quién es el que escribe. Esto, claro, salvo contados casos de columnistas y colaboradores especiales. En TV, por ejemplo, un programa periodístico está muy guionado. En la radio, si bien no está tu imagen, estás muy expuesto. Mi experiencia es que, si en la radio no sos como sos vos, te va a ir mal.

-Ahora, sos conductor y especialista en economía...

-Ser conductor de un programa de una radio masiva requiere eso. No me puedo quedar en mi especialidad, cosa que, además, no me interesa. A veces me pregunto: ¿el rol de conductor tiene una cuota de tarea periodística? Sí, mucha. Y tiene manejo de grupo, entretenimiento, seducción. Entran en juego un montón de cosas que en el oficio de periodismo gráfico siempre están. Cuando escribís la cabeza de una nota, querés seducir al que te lee. Ahora, en la radio, eso está mucho más presente. Querés desplegar simpatía y seducción, pero sin traicionarte. Y ahora, con el ingreso en la continuidad artística de Nelson Castro, creo que hacemos un pase diferente, interesante.

-¿Qué propone La otra pata?

-Es un intento de que el oyente esté, a esa hora del día, pegado a la radio; que sepa lo que está pasando. Mi esfuerzo es crear clima en la mesa y transmitirlo; buscar información, hacer reportajes y ser dinámico es algo que te da el oficio, pero generar clima es el principal desafío. Es un magazine. Para esto cuento con María Martinelli, una excelente productora, muy creativa y laboriosa. Cada media hora, siempre hay una dosis de agenda dura (política y economía), una dosis de humor (Martín Bilyk) y espectáculos (Marcela Coronel). Está Liliana Caruso en policiales, y el equipo se completa con Julieta Lobato, Mariano Tabares y Sofía Saladino en producción, Claudio Colodrero en la operación técnica y Luciano Profili en las ediciones especiales.

-Tu especialidad está presente.

-No la descuido, porque eso sería descuidarme. Y, además, porque el tema del día casi siempre tiene que ver con lo económico. Después me obligo, en alguna dosis, a pensar, reflexionar y a romper con pensamientos muy esquemáticos que hoy están.

-El programa creció en los últimos meses.

-Mitre cambió la programación de la tarde a mediados de abril de 2008. En ese momento, la radio tenía 11 puntos de share en el segmento de La o tra pata. Ahora, el programa está en 18. Estamos muy contentos, pero permanentemente pensamos en las cosas que hay para mejorar en el ciclo.

-¿Cómo vivís este momento de la Argentina?

-Con menos dramatismo que la mayoría de los políticos. Hago lo imposible por aislarme de esa tentación que tienen muchos de embanderarse. De un lado, está todo bien; del otro, está todo mal. No creo que eso sea así.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.