Gómez Castañón, relator de la vida

El conductor reivindica el prestigio de la radio y también rescata el papel de los oyentes
(0)
18 de mayo de 2003  

Oscar "Cholo" Gómez Castañón es el conductor de "Día a día", el ciclo que de lunes a viernes, de 9 a 12, se emite por La Red (AM 910), la emisora donde se instaló hace un año y medio tras su resonante pase de Continental. Observar cómo este profesional bastonea el programa en el estudio mayor de la emisora, ubicada en Paseo Colón al 500, es comprobar que mantiene intactos la energía y el entusiasmo con que emprendió esta nueva aventura radial.

"Estoy más que feliz -dice, a manera de bienvenida-; nunca en los años que llevo en la radio me sentí mejor. No en términos económicos, porque todo tiene que ver con las circunstancias que vive el país, pero sí en lo personal y profesional. Aquí logré estar rodeado de un equipo de amigos y buenos profesionales. Nos divertimos, nos apoyamos. Eso nos da mucha confianza porque establecimos una suerte de convivencia sólo comparable con la de la pareja, y que se basa en el gran respeto. Si cada vez que se enciende la luz roja hay que parar porque alguien se está riendo es porque en el grupo fluye muy buena onda. No hay codazos para conseguir más micrófono ni se pelea por hacer la mejor pregunta. Y existe una gran protección por parte de las autoridades de la radio, que se manifiesta en el clima de la total libertad en que desarrollamos nuestra labor."

"Día a día" posee un staff integrado por destacados columnistas: Carlos Ulanosky, a cargo de los temas de cultura, espectáculos y actualidad; Carlos Burgueño, análisis y comentarios de los temas económicos; el periodista Gustavo Silvestre, con su columna política; Bárbara Arroyo, con el mundo del espectáculo; Roxana Vázquez en la locución; Andrés Perco en automovilismo; Guillermo Salatino en tenis; Paulo Viloutas con los comentarios deportivos (suplente de Castañón en su ausencia), y el humorista Martín Bilyk, que se luce, además, en impecables imitaciones de personajes nacionales e internacionales.

-¿Cuál es el rol de conductor en estos tiempos?

-En este y en cualquier otro creo que nuestra labor es la de puente. Somos relatores de la vida, desde la primera fila. En mi caso, siento que no debo olvidar nunca que además de comunicador, periodista, soy ciudadano, esposo, padre, etc.; es decir, la información y la actualidad en esta franja son muy importantes, pero nunca como para falsear o distorsionar la verdad ni fogonear el escándalo o azuzar a los contrincantes para conseguir más audiencia. He comprobado con los años que, en general, el público recuerda lo más pequeñito o entrañable, por sobre la repercusión que puede alcanzar una nota que pone en vilo a la población. A mí me encanta hacer radio, la escucho todo el día y la disfruto por igual como oyente o en el micrófono. En esta actitud -creo- inciden, y mucho, mi condición de hombre de campo y, fundamentalmente, mis recuerdos de chico, cuando pegaditos a la radio nos sentíamos muy acompañados y elaborábamos todo tipo de fantasías. Poder ofrecer cosas sencillitas al ciudadano que vive agobiado en este contexto tan especial del país es casi mi gran objetivo por cumplir, y en el mejor de los casos pensar que hasta podemos iluminarle el día. Me alegra que convoquen a la radio para tareas solidarias como la actual de Santa Fe, o los trasplantes de órganos, entre otros casos límite.

-¿Cómo se maneja frente a la dura competencia en este horario?

-En el prime time, desde las 6 de la mañana hasta las 13, es como participar de un mundial de fútbol, una competencia feroz. Porque están los profesionales experimentados y asentados, los que empiezan con hambre de gloria, con toda la energía, y los que la pelean desde la frescura y la irreverencia de las FM. Es una franja donde todo vale y el espectro de audiencia es muy abarcativo: las edades, los lugares geográficos y las clases sociales, es decir que hay que atacar por todos los flancos. La AM no tiene un nicho, todo lo contrario, y su slogan bien podría ser: "Lo quiero todo y vamos por más". Y para esta batalla hay que estar bien preparado, estar enterado de todo lo que sucede en la actualidad sociopolítica, pero también de música, cine, arte, ciencia y literatura, etc., o sea, cargar las baterías las 24 horas. Saber colocar todos los condimentos con que se arma cada programa. Por eso me gusta jugar con la música, que la elijo yo mismo, y si bien ya no hay tiempo para poner temas enteros con ella uno sube, baja y además constituye un bello envoltorio. En este horario se produjo el atentado a las Torres Gemelas, por estos días se cayó el ballottage y cuando suceden estos hechos de manera contundente la gente se vuelca a la radio. Y en estas circunstancias nuestro trabajo exige que tengamos un estilo similar al de un actor, el rigor de un científico y el sentido común de la gente. Con esta receta hay que apelar a la infantería del periodismo y tratar de que lo que se pone en el aire no quede ridículo al otro día comparado con el enfoque que le dio la prensa.

La competencia, de 9 a 12

Rating

  • Radio Diez: 4,40
  • Radio Mitre: 4,09
  • Radio Continental: 1,51
  • Radio Rivadavia: 1,16
  • La Red: 0,86
  • Por adentro

    La producción: corresponde a dos profesionales con larga y reconocida trayectoria: Adriana Caiazza y Pablo de Francesco. Junto a ellos, Santiago García coordina el aire y Agustín Machado se desempeña como meritorio.

    Operación técnica: está a cargo de un hombre muy eficaz: Jorge "Gallego" García, atento no sólo a la música sino también a todo lo que enriquece el programa. Las ediciones las realizan Diana Cauteruccio y Jorge Ciotti.

    Llamadas y mails: más de 120 llamadas diarias y 40 mails por día. Muchos oyentes salen al aire en vivo y otros, grabados.

    Móviles: tarea a cargo de María del Rosario Bigozzi, Susana Iaschuk y Silvia Fernández.

    Música: la selecciona el propio Castañón, y sobre esa base tanto el operador técnico como el coordinador de aire van colocando cortinas, efectos y distintos acompañamientos.

    Secciones: "Estoy en llamas": una suerte de micro romántico, muy divertido por cierto, donde los oyentes pueden hacer dedicatorias amorosas; y el "espacio culinario", a cargo de Jimena Monteverde, que los viernes ofrece recetas y secretos gastronómicos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.