Mirtha, una diva multimedios

(0)
29 de febrero de 2004  

El lunes pasado cumplió años y lo celebró rodeada de su familia y sus más queridos amigos en un almuerzo que se prolongó por largas horas, en su casa de José Ignacio, en Uruguay, donde por estos días descansa y disfruta de sus vacaciones, tras un año de intenso trabajo. Allí repone energías para este 2004 en el que sumará a la actividad televisiva un nuevo desafío.

Desde el 15 de marzo y de allí en más, de lunes a viernes, de 17 a 19, por La Red (AM 910) será la conductora del ciclo "Mirtha en la Red". Al igual que en la pantalla chica el ciclo se materializa por el sistema de coproducción y la producción general del programa, que marca el debut de "Chiqui" Legrand en la radio, es de Carlos Rottemberg.

La voz de Mirtha en el teléfono suena tan entusiasta, diáfana y cordial como siempre y se apresura ante la primera pregunta de LA NACION a enfatizar en primer término, lo que ella siente por la radio.

"Soy una gran oyente de radio, a toda hora y de todo tipo de programas, pero no escucho una emisora en particular, sino todas en general; voy girando el dial, y elijo lo que más me gusta; me interesa el contenido y el estilo que impone cada conductor. Respecto al programa que voy a conducir -que fue una idea que me propuso hace unos meses Carlos Avila, que está muy entusiasmado con el proyecto-, lo más importante para destacar es que voy a tratar de ser lo más natural posible y tener contacto directo con la gente, ya que en televisión no puedo hacerlo. Quiero dialogar con ellos para que reflejen sus problemas, sus alegrías, sus tristezas: conversar y conocernos. Voy a contar desde cómo estoy vestida, lo que estoy comiendo o tomando, es decir, haré algo muy cotidiano, doméstico, muy íntimo. Lógicamente, el programa tendrá formato de magazine y por lo tanto nunca dejará de lado la actualidad porque voy a estar rodeada de muy buenos colaboradores y de móviles, para estar allí donde se produzca la noticia."

El equipo que secundará a Mirtha Legrand en el micrófono está integrado por Paulo Viloutas, en temas de actualidad; Guillermo Salatino en deportes; Laura Ubfal en espectáculos; Martín Bilyk aportará su cuota humorística; Micaela Grinza en la locución; Valeria Weisse estará a cargo del móvil y de la operación técnica se encargará Enrique "Quique" Pendás. En el grupo de producción habrá tres eficaces profesionales: Eliana Braier, María Eugenia Orsa y Alejandro Obeid.

Preguntas incisivas

-¿Que lugar tendrán las entrevistas?

-Un lugar muy importante. Mi mayor deseo es poder concretarlas en vivo, en el estudio, no tanto telefónicas, porque pierden calidez y a mí me gusta mirar a los ojos del interlocutor, como cuando era jovencita e iba a presenciar los programas de radio, donde en los auditorios para ciclos especiales los protagonistas estaban vestidos de gala y colocaban la alfombra roja. Yo protagonicé un ciclo con Alberto Closas, titulado "Lecciones de felicidad conyugal", de André Maurois, adaptado por Daniel Tinayre en Radio Splendid, y precisamente como la interpretación era con público yo estaba de largo y Closas, de smoking. Esa experiencia quiero recuperarla; me refiero al contacto con el público. Por otra parte, tengo una trayectoria de tantos años y seguramente ese también puede ser un disparador para hablar del cine, de la TV, de mi vida artística y personal, porque la gente sabe de todo eso más que yo.

-Además de un desafío es todo un training hacer una hora y media de TV y dos horas de radio por día. ¿Se siente preparada para llevarlo a cabo?

-Yo soy pueblerina, a mí me encanta andar en auto y saldré del canal y aprovecharé ese viaje para ir observando todo lo que sucede en ese recorrido por la ciudad y llegaré a la radio y comentaré lo bueno y lo malo que he observado: es muy mío eso. Mezclaré un poco todo: anécdotas mías de viaje, de festivales, filmaciones, de mis representaciones teatrales, de mi pueblo, mi familia, mis comienzos, mis nietos, bisnietos y estableceré con la audiencia en torno de estos temas una gran ida y vuelta. Pero no nos vamos a olvidar de los casos policiales, que desgraciadamente por estos días están en la tapa de los diarios. Yo siento que mucha gente en la radio se confiesa, es el medio más convocante para estos testimonios y se sienten muy identificados con cada conductor. Me parece que la radio refleja muy bien nuestra idiosincrasia, porque cada emisora tiene un estilo, una ideología y sus oyentes también lo revelan. También me propongo entrevistar a políticos y hacerles esas preguntas incisivas, que no tienen maldad, porque las hago desde el lugar del oyente. Respecto del doblete de los dos programas, por momentos me pregunto si me aguantará el físico. Pero sé que llevo una vida sana y tengo un entusiasmo muy reconfortante. Sé que pondré en esta aventura radial mis cinco sentidos, mi amor, mi corazón, mi cerebro, mi cuerpo, mi alma... todo. Y como corresponde, el programa tendrá una cortina especial, creada por Luis María Serra, quien siempre realizó los temas de mis programas de TV, que seguramente será muy distintiva.

La competencia

-La franja de 17 a 19 es muy competitiva: Magdalena, Gelblung, Valenzuela-Barone, Eliaschev y pronto, Bravo...

-Son todos monstruos, cada uno en lo suyo es muy fuerte. A Magdalena la escucho siempre, me encanta. Me gusta porque a la tarde, sin dejar de ser ella misma, hace un ciclo más decontracté. La competencia siempre es buena y actúa como acicate. Lo que me interesa destacar es que yo no me voy a casar con nadie. No voy a trabajar en favor de nadie y estoy segura de que la radio me va a brindar una gran libertad en ese sentido. Se tratarán todos los temas: las drogas, el aborto, el alcoholismo, la inseguridad, las violaciones. Lógicamente, esta experiencia me provoca una mezcla de nervios, emoción, alegría, sorpresa, angustia... todo junto. Por lo tanto me parece bien comenzar el nuevo ciclo televisivo el 8 de marzo y el 15, el de la radio.

-¿Es consciente de que ingresa en un medio que tiene códigos diferentes a los de la televisión?

-Sí, absolutamente, y en ese sentido, ya me estuve interiorizando. Voy a estar muy atenta y tengo la mejor predisposición. Observaré las indicaciones de "la pecera"(el ámbito donde trabaja el operador técnico, coordinadores y productores), usaré los auriculares ("ya aprendí su manejo", dice riéndose) y por supuesto me apoyaré en los columnistas, porque todos están muy fogueados y tienen gran experiencia. Quizá también me sirva el haber escuchado toda mi vida la radio, como a Néstor Ibarra, al doctor Grondona, "La 2x4", a Bocacci, porque me encanta el tango y también por la noche porque, aunque no lo crean, duermo con la radio encendida, aunque sé que no es bueno... Aquí en el Uruguay hago lo mismo. Cada vez que emprendo un viaje a otro país, lo primero que guardo en mi valija es la radio. Recuerdo que hace muchos muchos años fui a un festival en Cuba y como enseñaban ruso por radio, aprendí más de una palabra de ese idioma. Creo que para conducir un programa es primordial saber observar y tener una actitud solícita, para estar más a mano de la gente. A través de tantos años -como simple oyente- pude comprobar cuanta gente capaz trabaja en la radio. Actores y animadores incursionan y están apasionados con este medio. La escucho a Pinky los sábados y está fantástica conduciendo ese programa. Graciela Borges (que condujo espacios, durante varios años) en mi cumpleaños me dijo: "Ay Chiqui, te vas a enamorar de la radio". Y tiene razón, en la radio se crean climas muy especiales... ni qué decir de los silencios como los de Guerrero Marthineitz, que son maravillosos pero... hay que saber hacerlos. En el ámbito femenino admiro a muchas mujeres y voces inigualables: Nora Perlé, Betty Elizalde, Graciela Mancuso y siempre recuerdo a Nucha Amengual. Es una pena que girando el dial no se encuentren más voces femeninas en la conducción. Como contrapartida no me entusiasma el lenguaje y el estilo de las locutoras de FM. En "Mirtha en La Red", diré siempre la verdad y si no recuerdo, o no me sale una palabra o como se denomina tal o cual cosa, voy a pedir ayuda, porque creo que esto le dará aún mayor espontaneidad a la propuesta: es decir que siempre estaré dispuesta a no aburrir, a ser amena y lograr que cada oyente en algún momento diga: "A ver, a ver, dejame escuchar qué dijo". Porque eso significa que le interesa lo que digo. En definitiva: trabajé en cine, teatro y televisión. Hay que saber diversificarse... y ahora la radio, en una emisora muy fuerte, que se escucha en el interior y en la que trabajan excelentes profesionales.

"Juanita no tiene buena relación con la prensa"

  • "Juanita es una belleza de muchacha. En el plano artístico, cuando comenzó en "Costumbres argentinas" estaba un poco durelli, pero fue evolucionando de manera contundente y fue creciendo su personaje en la novela. Me siento orgullosa de ella. Como contrapartida, Juana no tiene una buena relación con la prensa, eso lo va a tener que rever o cambiar; tiene, sobre todo, que tratar con educación y respeto y lo digo yo que, pese al maltrato, siempre he sido atenta y respetuosa. Porque, como dice mi hermana, "la vida no es siempre como uno quiere"".
  • Rating de AM, de 17 a 19

  • Radio Diez: 3.7
  • Mitre: 2.0
  • Continental: 0.7
  • La Red: 0.6
  • Del Plata: 0.5
  • Rivadavia: 0.5
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.