Rita lee, una paulista con alma de camaleón

(0)
29 de octubre de 2000  

La camaleónica Rita Lee siempre tiene una inyección de psicodelia para incentivar la escena rock del Brasil. Por estos días, coinciden en las bateas dos placas que muestran las personalidades de mujer mutante.

Los discos "Bossa’n roll" y "3001" reflejan pasado y futuro de esta artista rocambolesca, paulista de nacimiento, extraña habitante del planeta Tierra, escritora de libros infantiles, actriz de cine y novelas, divinidad pop y creadora de grandes éxitos del rock and roll brasileño. "Bossa’n roll" (1991), que reeditó en nuestro país el sello Random (uno de los antecedentes más claros del "Acústico" que grabaría para la MTV), es un disco que se convirtió en un objeto de culto en su país. El disco está integrado por 18 canciones, la mayoría fundamentales dentro de su repertorio, como "Doce vampiros", "Baila conmigo", "Perto do fogo", "Lanza perfume" y rarezas, como la versión de "Its only rock and roll" o "Every breath you take". Sólo está acompañada por "banquinho e violao" y esa voz áspera e ingenua, que marcó un estilo propio.

En "3001", (2000) Rita Lee descarga toda su ironía y fantasía funk sobre 12 temas, imperdibles, donde se muestra tan joven y contundente como siempre, con acentos contagiosos, sonidos electrónicos y cadencias pop, donde comparte autoría con Tom Zé, Itamar Assumpçao y su compañero de vida Roberto de Carvalho.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.