Roberto Petersen volvió a El gran premio de la cocina y fue implacable: "Esta carne está sin vida"