Tras enterarse del desalojo, Rocío Oliva sufrió una crisis nerviosa