Música. Rolling Stones, la gran banda eterna