Se aprobó la ley de centros culturales

Se abre una nueva etapa para los espacios artísticos que no siguen fines de lucro
Alejandro Cruz
(0)
19 de diciembre de 2014  

Hasta anteayer, por la tarde, la aprobación de la ley de centros culturales independientes, la que debe regir a los espacios artísticos que no persiguen fines de lucro, estaba sumamente empantanada. Pero la voluntad política de la Legislatura, la presión de Cultura Unidad (el colectivo que reunió a gestores y artistas) y la imperiosa necesidad de salir del vacío legal existente pudieron más. De hecho, ayer al mediodía, todos los bloques de las distintas fuerzas políticas decidieron bajar al recinto y votar -por mayoría y sin ninguna abstención ni voto en contra- la nueva ley de centros culturales que, en principio, se iba a votar por la tarde.

La nueva norma, que entrará en vigor apenas la firme el jefe de gobierno, modifica el Régimen de Planeamiento Urbano local, reforma que requerirá de una segunda sanción que será el año próximo tras el paso de la iniciativa por una audiencia pública.

El primer proyecto de este tipo entró en la Legislatura a principios de año. Fue elaborado por el Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos (MECA), que contó con el apoyo popular de 30.000 firmas. Una vez en la Legislatura, surgieron otros. Desde Pro, hubo dos. Dos que, hasta el miércoles, eran muy complejos de consensuar. De hecho, uno de ellos cambiaba la normativa existente para la habilitación de las salas alternativas (la norma que impulsaron con esfuerzo Artei y Escena, las dos asociaciones que agrupan a los gestores de estos espacios). En ese punto estaba estancada la negociación hasta anteayer por la tarde.

Si hace una semana, mientras tenía lugar la última sesión ordinaria, Cultura Unida (movimiento que congrega a MECA, Escena, Artei y Abogados Culturales, entre otras asociaciones), reunió a unas 7000 personas en la puerta de la Legislatura que reclamaron por la aprobación de la ley; ayer, al cierre de esta edición, habían llamado a otra manifestación en el mismo lugar, en la que esperaban lograr "el aplauso más grande de la historia". Si hace una semana el espíritu fue el reclamo, ayer ganaba el festejo.

De cara al futuro, con la ley ya aprobada, es fundamental que se cree una Unidad de Proyectos Especiales (UPE), dedicada exclusivamente a estos centros culturales. El mismo Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la ciudad, lo dijo ante los legisladores el 5 de noviembre. Una UPE para el sector es el ámbito más democrático de diálogo entre la Agencia Gubernamental de Control (tan cuestionada por los gestores de estos espacios, ya que, sostienen, sus inspectores desconocen las normas en vigor) y los gestores de estos ámbitos desparramados por los barrios porteños en los que se enseña, se produce y se exhiben espectáculos de todo tipo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.