Se despidió Michael Fox

El actor de "Spin City" habló sobre el final de su carrera televisiva
Natalia Trzenko
(0)
21 de junio de 2000  

Esta semana, en la señal de cable Sony es tiempo de despedidas. Más allá de los anunciados finales de temporada de series como "Friends", "Dawson´s Creek" o "Felicity", entre otras, en estos días habrá también un cierre algo más definitivo.

Hoy, a las 20.30, y antes de despedirse en la ficción con el capítulo doble de "Spin City", que se emitirá el próximo lunes, Michael J. Fox cuenta a cámara cómo fue que decidió dejar la televisión para dedicarse a la lucha contra el mal de Parkinson, una enfermedad que le diagnosticaron hace más de 10 años.

Entrevistado por Diane Sawyer, la estrella del periodismo televisivo norteamericano, Fox contuvo la emoción durante todo el reportaje en el que habló de su vida actual y de sus planes futuros.

"Definitivamente le tengo miedo a la lástima de la gente", aseguró el protagonista de la serie que seguirá saliendo al aire, pero con algunos cambios en el elenco. A partir de la próxima temporada "Spin City" estará encabezada por Charlie Sheen ("Pelotón").

Cuentas difíciles

Más allá de los detalles sobre su salida del aire, Fox habló sobre su vida con la enfermedad. "Como un actor que tiene Parkinson, al interpretar a alguien sano siempre calculé casi de forma matemática cómo iba a superar físicamente cada una de las escenas", explicó Fox. Tal vez porque cada vez era más difícil que las cuentas salieran bien, hace unos meses el protagonista de "Volver al futuro", decidió parar la máquina.

"El programa me encantaba, pero era demasiada energía puesta en un sólo lado. Yo necesito un nivel de concentración y de energía diferente que los demás para hacer las cosas. No es peor ni mejor, solo diferente", contó el actor.

Cuando el trabajo frente a las cámaras empezó a afectar su vida personal, cuando el cansancio después de un día de grabación se hizo insoportable, Fox decidió enfocar sus fuerzas en la lucha contra la enfermedad y en el tiempo que pasa con la familia.

"No quiero quejarme. A esta altura me gustaría que alguien me diera una pastilla mágica que hiciera que esta enfermedad desapareciera. Sé que ahora eso es imposible, pero creo que para cuando tenga 50 años habrá una cura. Ahora tengo 38, así que cuento con 12 años para ganar esta apuesta", dijo Fox.

Después de 22 años de profesión, Fox se despedirá hoy del medio que lo transformó en estrella, ahora es el tiempo de la vida fuera de la pantalla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.