Sebastiani, a pedido del público y sin máscaras