Semanas de oferta escasa para los adultos

Marcelo Stiletano
(0)
25 de julio de 2015  

En otros tiempos no muy lejanos, junto a la previsible seguidilla de propuestas a priori muy taquilleras para ir al cine en familia, las vacaciones de invierno respetaban una tradición. Nunca faltaba en la cartelera una propuesta "contracíclica", algún estreno suficientementemente atractivo para que el público adulto no pierda la costumbre y decida escapar por un par de semanas de las salas invadidas por los chicos.

La estrategia siempre funcionó. Entre la animación digital y los superhéroes siempre asomaba la cabeza una película de autor. Chabrol fue durante varias temporadas un invitado de honor a la mesa cinéfila del receso invernal. El momento también llegó a ser propicio para que el público local celebrara el regreso de uno de sus héroes. Puntual, Woody Allen retornaba con su película anual para esta etapa del año, muy poco tiempo después que en Estados Unidos o en el Festival de Cannes.

Esta vez, el público adulto ni siquiera tuvo esa posibilidad. Hubo en estas dos semanas lanzamientos a contramano de las vacaciones, pero confinados al más estricto espacio del cine de autor. Aquellas propuestas que, mezclando calidad y figuras atractivas, podrían ocupar un lugar en la programación de los complejos multipantalla desaparecieron del mapa. Por ejemplo, hubo que postergar vaya uno a saber hasta cuándo la reaparición de Al Pacino ( Un nuevo despertar) y de la última película de Roman Polanski, Venus en piel, cuya versión teatral es uno de los éxitos del momento.

La perspectiva cierta de un año récord, con números para festejar, tiene también estas paradojas. Los cines están llenos pero las posibilidades de elegir se achican tanto como el superhéroe de moda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?