Sencilla, íntima y sensible

Elena Roger
(0)
28 de abril de 2017  

"Que la falta de recursos no fuera una excusa para perderse ese momento único de encuentro que otorga la música, de chapotear en las aguas tibias de las canciones." Virginia Kaufmann nos regala esta frase cuando interpreta la obra de su autoría Coro municipal de niños, en el momento en que una niña proveniente de pueblos originarios, "una indiecita", entra a la clase con sus zapatillas rotas pero limpitas... muy limpitas. La talentosa actriz, quien crece más y más cada día, nos muestra, desde el humor, a una directora de coro de un pueblito que toma bajo su ala a una niña humilde con una voz privilegiada.

Virginia crea a esta maestra que recuerda esa anécdota y nos lleva a distintos momentos sin fisuras y con gran fluidez. Además nos hace descubrir a Sonia Álvarez, quien acompaña a Virginia en las bellísimas canciones de estilo variado, con su arpa eléctrica, dando el color y el clima perfectos a este trabajo. En la dirección, Lala Mendia resuelve con gran sensibilidad y sencillez la puesta de esta íntima y breve pieza teatral de relato simple, claro y conmovedor que invita a la reflexión. Fue estrenada en el prestigioso ciclo Teatro Bombón, recibió el Premio Hugo y ahora se puede disfrutar en Boedo.

Coro municipal de niños

Pan y Arte Teatro (Boedo 876). Sábados, a las 20.30.

Producción Julia Montesoro

* Cantante y actriz

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.