Aidan Gillen: "La nostalgia, como la paranoia, siempre atrae al público"

Crédito: The History Channel
La nueva serie del actor, Proyecto Libro Azul, se centra en las investigaciones de ovnis de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos
Martín Fernández Cruz
(0)
20 de agosto de 2019  

Uno de los misterios más grandes en la historia de los Estados Unidos es el denominado Libro Azul, documento de la Fuerza Aérea norteamericana con sus investigaciones acerca de posibles avistamientos de ovnis, un fenómeno que hasta ese momento no era tomado con seriedad. A lo largo de casi dos décadas (1952-1969), el astrónomo J. Allen Hynek, eminencia en su campo científico y un profesional que consideraba poco probables las teorías de naves extraterrestres surcando los cielos, cambió radicalmente su postura ante los casos que estudiaba, al comenzar a encontrarse con sucesos que no se podían explicar con los datos con los que contaba en ese entonces.

Con el tiempo, su aporte al estudio de ese campo fue tan grande que llegó a acunar conceptos tan difundidos como las categorías de los "encuentros cercanos de primer, segundo y tercer tipo" que estudió. En la nueva serie de History Channel, titulada Proyecto Libro Azul (que se emite los lunes, a las 2)1, Aidan Gillen se pone en la piel del prestigioso científico que redefinió el estudio de los ovnis. El actor irlandés habló con la nacion sobre esta nueva ficción y sobre qué significó para su carrera el haber formado parte de un producción tan exitosa como Game of Thrones.

-¿Qué te interesó de Proyecto Libro Azul?

-Luego de trabajar en Game of Thrones durante siete años, estaba buscando un personaje que no fuera un villano como Littlefinger. Tenía ganas de interpretar a un personaje cálido, que al menos en la superficie fuera un buen tipo. Y yo amo el género de esta serie, la época en la que transcurre y el hecho de que Robert Zemeckis esté detrás del proyecto es una garantía. Él sabe contar historias de calidad y me gustó la idea de una serie sobre ovnis y ufología.

-Al ser un personaje histórico, ¿cómo te preparaste para interpretar a J. Allen Hynek?

-¡Que fuera una persona real lo hizo más fácil! A veces no es bueno tener tanta información sobre ese alguien, pero en casos como estos sí lo es. Poder leer los libros que escribió, ver entrevistas e incluso que sus hijos puedan hablar de él... Eso me dio una información muy valiosa para construir el personaje y saber qué es interesante y qué no. Por otra parte, con todo ese material hay que lograr un balance, porque a fin de cuentas de eso se trata construir un papel, de lograr una combinación entre actor y personaje y ver qué herramientas interpretativas puedo agregarle para apropiarme de él.

-¿Qué fue lo que más te gustó del verdadero Hynek?

-Me gusta el hecho de que es alguien con personalidad, que no le preocupa patear el tablero, que comienza su viaje siendo un escéptico para luego convertirse en alguien que cree en su investigación. Es un tipo cálido, un hombre de familia que se interesa por jugar con sus hijos tanto como estudiar las estrellas binarias.

-¿Conocías la existencia del Proyecto Libro Azul antes de trabajar en la serie?

-Muy poco. Tenía una idea muy vaga de la existencia de Hynek a partir de su participación en Encuentros cercanos del tercer tipo. Esa película me fascinaba de chico y Hynek incluso trabajó como asesor científico para Spielberg. No sabía que el gobierno y la Fuerza Aérea se habían tomado tan en serio estos fenómenos. Esa investigación llega hasta estos días, con departamentos dedicados a estudiar a los ovnis porque aún se reportan casos de avistamientos con bastante regularidad. También hay algo bastante interesante y es que el gobierno puede o no estar ocultando información, eso nadie lo sabe.

-¿Estás filmando la segunda temporada de la serie?

-Sí, hace dos semanas. En parte resultó fácil volver a ese mundo aunque pasara un año, porque somos el mismo equipo. La segunda temporada comienza con varios casos conocidos de avistamientos extraterrestres. Los primeros dos episodios se centran en los incidentes de Roswell, en 1947, algo de lo que se sigue hablando.

-¿Por qué pensás que la gente se siente tan atraída por las ficciones de época?

-Creo que la nostalgia siempre vende. Nuestra historia transcurre en los 50, una época que se explotó muy bien en el cine y en la TV, entonces al público le resulta fácil conectar con ese período, porque es como si ya la conociera. El otro aspecto de esos años es que había una tensión extrema luego de la Segunda Guerra, y el mundo se acercaba a la era nuclear. Entonces todo es muy atractivo y el tono de paranoia engancha mucho. Siempre hubo un ingrediente nostálgico en las series dramáticas y a la gente le interesa porque la compara con el mundo como es ahora.

-¿Cómo cambió tu carrera tras Game of Thrones?

-Fue una experiencia que les cambió la vida a todos los que formamos parte de la serie. En mi caso fue ver cómo todos se enganchaban con Littlefinger. Es algo que te da mucha visibilidad y probablemente hace más fácil acceder a un casting. Esos personajes estarán por siempre en la mente del público.

-¿Te daba miedo quedar encasillado como villano?

-Bueno, yo hice muchos papeles de malos, más allá de GoT, justamente hice uno en Peaky Blinders, por ejemplo. Y precisamente porque interpreté a muchos villanos es que estaba buscando algo distinto.

-Formaste parte de una de las ficciones más importantes de los últimos veinte años, me refiero a The Wire, ¿qué recuerdos tenés de ese trabajo?

-¡Ni hablar! Soy un gran fan de The Wire. Probablemente mi personaje, Tommy Carcetti, sea el papel favorito de mi carrera. Él era alcalde en esa serie de HBO y la verdad es que no podría imaginar mi vida sin haberlo interpretado. Fue realmente de ruptura en cuanto a la forma de contar una historia. En parte los guionistas de The Wire establecieron un tono de contar una historia, de forma pausada y a largo plazo. El hecho de que fuera un éxito entre la crítica llevó a muchos productores a plantear un tipo de historia similar, con un registro más cercano a la novela. The Wire realmente fue un milagro.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.