Series: cuatro variadas propuestas para disfrutar de la pantalla chica

Te contamos qué están mirando nuestros críticos
Te contamos qué están mirando nuestros críticos
Natalia Trzenko
(0)
22 de septiembre de 2017  

Atrapados sin salida

Trapped disponible en Netflix
Trapped disponible en Netflix

Trapped: disponible en Netflix. Gracias a la cada vez más extensa y diversa oferta de series surgen subgéneros cada vez más específicos y particulares. Uno de los más transitados en los últimos años es el nordic noir, que engloba a los policiales -en muchos casos adaptados de novelas-, realizados en Escandinavia y algunos de sus vecinos del norte de Europa. El más reciente e interesante ejemplo del género se llama Trapped, que confirma a los seguidores de las series llegadas del frío que no toda la nieve ni los suéteres son iguales. La trama transcurre en un pueblo pesquero islandés al que junto con un ferry desde Dinamarca llega a sus costas un torso humano, que podría o no haber pertenecido a un pasajero asesinado en ese barco. Para desenredar el misterio está Andri Ólafsson (Ólafur Darri Ólafsson), jefe de la policía local, que mientras espera ayuda de sus colegas de la capital debe lidiar también con el regreso al pueblo de su ex esposa, acompañada de su novio. Claustrofóbica y gélidamente bella, la serie nos recuerda que el invierno ya llegó y será para quedarse.

Lecciones del pasado

Pioneros de la televisión por Film & Arts
Pioneros de la televisión por Film & Arts

Pioneros de la televisión: por Film & Arts. Se han escrito kilómetros de notas y ensayos sobre la era dorada de la televisión. Críticos y analistas de los consumos culturales relacionan a Los Soprano y Breaking Bad con el deterioro de la armonía social norteamericana y hasta proponen que el furor de los antihéroes masculinos surgió como respuesta al avance del feminismo. Todas hipótesis valiosas, pero que en la mayoría de los casos ignoran que si hoy estamos viviendo en la era dorada de las series es, en gran medida, gracias a las ficciones que estuvieron antes. Ése es el camino que recorre la serie documental Pioneros de la televisión, un entretenido viaje al pasado del medio que ilustra las formas que asume en el presente y que podría tener en el futuro. Así, hay capítulos sobre series de ciencia ficción como Star Trek y Perdidos en el espacio, otro sobre grandes éxitos como Dallas y Dinastía, y un emocionante recorrido por el formato de la miniserie que incluye el detrás de escena de la grabación de la histórica Raíces y una exploración de inolvidables como policiales como Columbo, Mannix y Mujer policía.

Una familia muy normal

Speechless: por Fox. Hay una línea, tan fina que es invisible, entre el humor ingenioso y original y el mal gusto. Relatar en una comedia la vida cotidiana de una familia con un hijo discapacitado supone recorrer esa cornisa que casi nadie se anima a encarar. Que en los últimos tiempos haya dos series, Atypical y Speechless, que se animaran a hacerlo es una buena noticia para las historias diversas y los espectadores interesados en ellas. Y si el ciclo de Netflix se atreve a tener a un adolescente con autismo como su protagonista, la comedia que emite Fox va un poco más allá, utilizando el formato de una clásica sitcom familiar para reírse con las peripecias de la familia DiMeo, integrada por mamá Maya (Minnie Driver), papá Jimmy (John Ross Bowie) y los hijos Ray (Mason Cook), Dylan (Kyla Kenedy) y JJ (Micah Fowler), que sufre de parálisis cerebral. Graciosa y tierna pero nunca melosa, la historia muestra las dificultades de los DiMeo, pero sobre todo resalta cómo el humor y el desparpajo de todos ellos, incluido JJ, los mantiene a flote y unidos a pesar de todo.

El infierno son los otros

The Good Place: disponible en Netflix. En el comienzo de la serie, Eleanor Shellstrop (Kristen Bell) recibe una buena y una mala noticia. La mala: está muerta. La buena: está en el paraíso. O al menos en la versión del paraíso que presenta esta comedia creada por Michael Schur, guionista de la brillante Parks and Recreation. Este más allá se parece mucho a un barrio cerrado repleto de mansiones y de habitantes aparentemente tan bondadosos como para lograr acceder a él. El problema es que la egoísta Eleanor sabe que a ella le correspondía ir a un lugar bastante más caluroso y mucho menos celestial. Una impresión que parecen confirmar los extraños desastres que empiezan a ocurrir en el idílico pueblito creado por el "divino" Michael, interpretado por Ted Danson. La historia, inteligente y diferente, guarda algunas sorpresas, por lo que, para evitar el spoiler, conviene empezar por la primera temporada y no saltearse ninguno de los ocurrentes episodios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.