Fin de semana para armar

Marcelo Stiletano
Carlos Pacheco
Alejandro Lingenti
(0)
23 de noviembre de 2018  

La entrega de una actriz profunda

Estuve viendo Kinderbuch, con dramaturgia y dirección de Diego Manso y actuación de Belén Blanco. Se trata de un monólogo de una complejidad exquisita, que parte de una especie de resto diurno de Hedda Gabler, de Ibsen, pero con una autonomía absoluta, y una poética muy interesante. Construye un campo "asociativo" de Hedda/Germana, anacrónico por sus referencias a distintos momentos de la historia, hasta nuestro presente. Imaginación, inteligencia, sutileza, son ejes desde los que se construye una partitura explosiva, conmovedora. El trabajo de dramaturgia y de dirección de Diego Manso y la actuación de Belén Blanco son por cierto extraordinarios. Muy interesante también resulta el uso del espacio escénico, muy bien articulado por la dirección, lleno de sorpresas para el espectador. Hacer un monólogo es siempre difícil. Estar sola en escena da vértigo, es un desafío a abismarse, un salto mortal. Muy pocas veces vemos en escena a un actor o una actriz poniendo toda la carne a la parrilla como lo hace Belén Blanco con esa generosidad, ese talento y esa poética tan de ella. Su interpretación es profunda, rica en matices anímicos, tan perturbadora como este notable retrato acerca del poder y el aislamiento. Está en El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960), los viernes, a las 22.30.

Por Cristina Banegas, actriz y directora

Producción Julia Montesoro

The Oh Sees, el rock que no hay que perderse

Música: hoy en el Margarita Xirgu

The Oh Sees nació por una necesidad. El guitarrista y cantante John Dwyer tenía que encontrarles un lugar a todas esas canciones que no encajaban en sus bandas Pink and Brown y Coachwhips. Es que se acababa el siglo XX en San Francisco y al Dwyer de veintitantos le brotaban las ideas de la cabeza. Primero las lanzó bajo el nombre de Orinoka Crash Suite pero después se lo cambió por OCS. Luego, Orange County Sound, más tarde, The Ohsees. Y así fue mutando (The Oh Sees, Thee Oh Sees) hasta llegar al Oh Sees actual, a secas. La banda tuvo tantos nombres como integrantes -el único fijo es Dwyer, que ya cumplió 44 años- y géneros. Encuadrada por algunos críticos dentro del punk rock, como para simplificar las cosas, el sonido de los Oh Sees mezcla raíces de garage rock con algunas dosis de psicodelia. Y lo aprieta y procesa de manera salvaje a lo largo y ancho de un total de 21 discos de estudio.

La excusa que los trae a tocar este viernes a Buenos Aires, en lo que será su debut absoluto en suelo argentino, es su último álbum Smote Reverser (2018), una suerte de continuación de A Weird Exits (2016), An Odd Entrances (2016) y Orc (2017). Continuación porque desde hace ya varios discos los Oh Sees vienen perfeccionado un sonido de alta definición. En vivo, sin embargo, la historia es completamente diferente. Con la guitarra colgada a la altura del pecho y siempre al borde de tragarse el micrófono, Dwyer se convierte en un poseso. Revolea la cabeza, salta por todo el escenario y aúlla sus canciones indescifrables como un rockabilly disfrazado de skater. Su voz parece la de un demonio pequeño y exagera las erres para darle un efecto más sombrío, como de Europa del Este. Pero no está solo. En esta gira lo acompañan Tim Hellman en bajo, Dan Rincon y Paul Quattrone en baterías, y Tomas Dolas en teclados. Precisamente Dolas, que ingresó hace poco a la formación estable, se transformó en un elemento muy importante del sonido actual de la banda. Se nota en "Sentient Oona" y "C", las dos canciones del último disco que se ganaron un lugar de privilegio en el repertorio de los últimos shows y que cuentan con gran protagonismo de las teclas. Pero los Oh Sees tienen un repertorio amplio y seleccionan piezas de todo su catálogo para armar listas cortas y potentes. Usualmente, cierran sus conciertos con la bailable "Contraption/Soul Desert", de su disco Carrion Crawler/The Dream (2011), una invitación explícita a agotar hasta la última reserva de combustible. La cita está pactada a las 21 en el Complejo Cultural Margarita Xirgu (Chacabuco 875, San Telmo). Pero antes de los californianos también habrá música. En las bandejas, Selector Black Joints y DJ Munky. Las entradas están disponibles en Plateanet o en boletería del teatro. Martín Sanzano

La violencia como una de las bellas artes

Sam Peckinpah (1925-1984) dirigió la mayoría de sus westerns cuando el Hollywood clásico se estaba cayendo a pedazos, y acompañó ese ocaso con una feroz y explosiva declaración de principios. Todo su cine giraba alrededor de la violencia y de la sangre desde un lugar tan desbordado y excesivo que varias veces debió enfrentar fortísimas acusaciones de quienes lo acusaban de hacer una apología de la crueldad. Lo que Peckinpah siempre buscó fue preguntarse por la verdad en aquel mundo sin ley y entenderlo a partir de su materia prima: la violencia como identidad. El Cultural San Martín (Sarmiento 1551) revisa este mes la obra de Peckinpah con algunos de sus mejores westerns: Pat Garrett and Billy the Kid (hoy, a las 16.30, y mañana, a las 21.30); Junnior Bonner, estrenada en la Argentina como Hijo del torbellino (mañana, a las 21.30), y La pandilla salvaje (mañana y el domingo, a las 19). El ciclo se completa con celebradas incursiones de Peckinpah en el cine bélico (La cruz de hierro) y el thriller (Los perros de paja, Aristócratas del crimen). Marcelo Stiletano

Un intenso y potente unipersonal

A través de un apasionado relato teatral, la dramaturga uruguaya Marianella Morena concibe esta historia en la que la protagonista es Trinidad Guevara. Una intérprete exquisita y polémica que comenzó su carrera en Montevideo y la completó trabajando en importantes salas de Buenos Aires, ciudad en la que murió. El siglo XIX fue su gran escenario. Un ambiente sumamente hostil obligó a esta mujer a derribar barreras tanto en la escena como en su vida personal. Amada por su arte y denostada por un estilo personal que era rechazado por la sociedad conservadora de la época. Potente alegato sobre la realidad de un ser que marcó la historia teatral del Río de la Plata a fuerza de pelea. Potente también es la interpretación de Cecilia Cósero en este unipersonal en el que su cuerpo y su voz se ponen al servicio de una sucesión de hechos que exponen a Guevara de una manera visceral. A través de una sucesión de detalles desconocidos reconocemos a Trinidad Guevara como una ferviente luchadora por los derechos de la mujer. Hoy a las 21, en El Ópalo, Junín 380 (A la gorra). Carlos Pacheco

Otro túnel entre Buenos Aires y Londres

"Un experimento enfocado en el intercambio". Así definen sus organizadores el festival Hyperlocal, cuya edición de este año empezó ayer y se extiende hasta mañana en La Confitería (Federico Lacroze 2963) y tendrá como invitada especial a Klein, una artista inglesa muy poco convencional cuyas aventuras musicales ya sedujeron a Björk, quien la invitó a telonear algunos de sus conciertos, y a Dev Hynes (Blood Orange), y ahora llega a la Argentina para unir talento y voluntades con una orquesta experimental de adolescentes de Florencio Varela. Pensado como conexión entre dos escenas (Londres y Buenos Aires), este festival que reúne música y performance tendrá animadores de notable singularidad: entre otros, Apofenia -una banda de death metal de San Luis-, Pedro Amodio (foto)-exintegrante de Dios, banda de culto de la escena under argentina de los 90- y Brea, cuyo trabajo de exploración musical está apuntado a cruzar ritmos latinos con electrónica africana y afrocaribeña. Ideal para buscadores de sorpresas. Alejandro Lingenti

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.