Trampa para fantasmas

Fuente: LA NACION
Alejandro Cruz
(0)
15 de marzo de 2019  

De seres que buscan pasar inadvertidos

Luciana Acuña y Luis Biasotto son los fundadores del grupo Krapp. Por fuera de ese colectivo suelen realizar diversos trabajos de corte experimental en los que el cruce de lenguaje forma parte de la matriz de esos montajes. Hace dos años, para la última edición de la Bienal de Performance, presentaron en una quinta del conurbano una obra en la que los personajes estaban entre una mata vegetal camuflados entre los árboles. Con el tiempo decidieron profundizar esa búsqueda. La sacaron de ese contexto y la estrenaron con el título de Trampa para fantasmas. Es la misma experiencia que reponen hoy, en El Galpón de Guevara, en su vuelta al circuito alternativo. "Nos atrae desde siempre la idea de la invisibilización, de no ser nada, de pasar inadvertido...", dijeron justamente ellos, que desde hace años sus propuestas nunca pasan desapercibidas en el difuso mapa de la experimentación escénica. Esta vez, los habitantes son seres camuflados de ojos luminosos que habitan un bosque tan fantasmal como ficcional.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.