Solo un hombre: celebración del melodrama