Tachos que piden basura

(0)
24 de abril de 2004  

La ciudad de Berlín instaló 20 tachos de basura para incitar a la población a poner los desperdicios en su lugar. El detalle interesante, sin embargo, es que lo recipientes... hablan.

Según la compañía municipal de limpieza BSR, los tachos están dotados de la más alta tecnología, impulsada por placas solares. Gracias, verdaderamente genial o ¡Maldita sea, lléname! son algunas de las frases que los tachos dicen con voz de robot. Otros saludan a los turistas en inglés (Welcome!) y, en menor proporción, en francés o japonés. Mientras tanto, otro modelo más futbolero grita ¡Goool! cuando alguien deposita algo.

Estos tachos tan especiales no son el primer intento de la ciudad para mantener las calles limpias. En vista de que las reglamentaciones no siempre funcionan, desde hace cinco años existen carteles humorísticos como Le damos un hogar a tu colilla. Jüergen Richlitzki, director del servicio de limpieza callejero, espera que así se reduzca el trabajo de sus 2000 empleados, que empiezan a barrer las calles a las 5 de la mañana.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.