Teatro Colón: la mayoría no protesta

Los bailarines que se resistían a participar en los concursos se inscribieron ayer por la tarde
(0)
13 de diciembre de 2001  

A un día del cierre de las inscripciones para los concursos que permitirán cubrir alrededor de un centenar de cargos artísticos del Teatro Colón, ya se anotaron casi quinientos postulantes.

Según un comunicado firmado por el director ejecutivo del Colón, Pablo Batalla, y el encargado de prensa y comunicación, Alberto Asurey, "se han retirado más de quinientos formularios, lo que permite estimar que el 14 del actual la cantidad de postulantes rondará entre los 450 y los 600".

Tanto las autoridades del Colón como las de la Secretaría de Cultura porteña se mostraron exultantes por el éxito que ha obtenido la convocatoria, que anteayer se había visto ensombrecida porque un grupo de bailarines se había manifestado en contra de la realización de los concursos.

Sin embargo, ayer por la tarde, 22 de los 23 bailarines del ballet estable que se desempeñaban desde hacía tiempo con contratos "basura" desistieron de su postura y también se inscribieron. Ellos habían sido los únicos que no lo habían hecho desde que se abrió la inscripción, el 4 de diciembre último, a diferencia de los aspirantes a continuar en las orquestas Filarmónica y Estable, el coro y los puestos de maestros internos, pero como empleados de planta permanente.

El argumento esgrimido entonces fue que quienes ocupan puestos como contratados del ballet, el coro y las orquestas Estable y Filarmónica deberían ser pasados a la planta permanente en forma directa.

El comunicado respondió a la protesta: "Esta dirección, siendo respetuosa de todas las posiciones, manifiesta su preocupación ante una postura que desconoce la ley 471, que establece en su artículo 2° el llamado a concurso como la única forma de entrar en la planta permanente".

Era una clara señal de que no habría marcha atrás en el tema.

Una vez cerrada la recepción de la presentación de los postulantes, quienes hasta ahora se desempeñaban como contratados en el Colón deberán competir con el resto de los inscriptos en el concurso abierto.

De todas formas, quienes ya venían ocupando el cargo en calidad de contratados contarán con un reconocimiento de la experiencia previa que servirá para desempatar en su favor.

Esto está explicitado en los pliegos del concurso, según pudo comprobar LA NACION.

En uno de los ítem se menciona que además de los requisitos obligatorios para todos los aspirantes, habrá otros de índole "deseable": allí se incluyen los años de experiencia previa en el Teatro Colón.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.