Actores en la compleja escena de lo político

Alejandro Cruz
(0)
9 de julio de 2016  

Una de las últimas declaraciones de Darío Lopérfido antes de dejar su cargo como ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires fue una "recomendación" a los actores: "Hablen de arte, de obras de teatro, de cine, de cultura, pero dejen de hablar de política. La política es algo muy complicado". Hace décadas que los actores se asumieron como actores políticos frente a la sociedad en su conjunto. A lo largo de este período democrático, y bajo distintas formas organizativas, cumplieron un papel fundamental en la discusión de la ley nacional de teatro, en los debates por la reglamentación que rige la habilitación de las salas alternativas, en la defensa de los organismos de fomento a la actividad y en el seguimiento de todas las veces que advirtieron problemas en la administración de las salas públicas. En algunas oportunidades, dicho compromiso, que no suelen asumir con tal contundencia ni los artistas visuales ni los músicos, lo han trasladado a la escena en propuestas performáticas de enorme potencia tanto desde lo estético como de lo político (caso Informe SM, caso Mapa Escena) o en acciones de activismo en la Red (caso Acción Iceberg). El teatro y la política son materia de estudio. Esta semana se realizó el Primer Simposio sobre Teatro contemporáneo, política y sociedad en América Latina, organizado por el Instituto Gino Germani y Ciencias Sociales de la UBA. Por fuera de lo académico, los colectivos Foro Danza en Acción y Teatro Independiente Monotributista están preparando el congreso Escena Política. La política es algo complicado, es cierto; pero a juzgar por las diversas acciones en rechazo a la gestión del ex ministro, la comunidad escénica volvió a demostrar que no le teme a esa complejidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.