Agustín Alezzo tiene sala propia

El Duende, un teatro en Barrio Norte
(0)
1 de agosto de 2007  

Buenos Aires cuenta con una nueva sala teatral. El dato, tal vez, puede no llamar la atención de inmediato porque acontecimientos de este tipo son muy comunes en nuestra ciudad. Pero en este caso particular, el espacio en cuestión pertenece al director y docente Agustín Alezzo. Su estudio, ubicado en Córdoba 2797 (4964-5710), se llama ahora El Duende y allí comenzaron a desarrollarse las funciones de Independencia, la obra de Lee Blessing que, hasta ahora, venía representándose en Andamio 90, con dirección de Lizardo Laphitz (ahora los sábados, a las 21, y domingos, a las 19).

De esta manera, Alezzo continúa una línea de producción escénica que varios maestros han decidido encarar en los últimos años, como el caso de Berta Goldenberg y su sala Anfitrión; Laura Yusem y Clara Pando, en Patio de Actores; Rubén Szuchmacher, en Elkafka; Raúl Serrano, en El Artefacto; Patricia Palmer, en El Taller del Angel, y Luis Romero en La Sala de Arriba, entre muchos otros. Los ámbitos de estudio se convierten también en lugares de creación donde alumnos y profesionales ya formados pueden encontrar un espacio para desarrollar sus propuestas.

Que una nueva sala abra sus puertas también es una cuestión de importancia en el Buenos Aires actual. La vastedad de la producción dramática se ha intensificado tanto en las últimas temporadas que es muy común escuchar a directores o actores comentar que no encuentran salas para estrenar su nuevo proyecto.

El director cuenta que el proyecto de abrir El Duende comenzó "hace ya tiempo y ahora decidimos ponerlo en práctica. Venía abriendo mi estudio para hacer espectáculos, pero siempre de forma privada. Ahora formalizamos esa cuestión y lo abrimos al público". Ese lugar es muy emblemático también. Alezzo comenzó a dictar clases allí en 1966. Gran parte de los espectáculos que estrenó se ensayaron ahí. "Por lo tanto, es una sala que ha tenido pocos cambios a través de 34 años -comenta- y por la que han pasado miles de alumnos y gran cantidad de actores y directores profesionales."

La sala, que tiene capacidad para cincuenta espectadores, lleva el nombre de El Duende en homenaje a Hedy Crilla, con quien el creador tuvo una fuerte relación de trabajo y amistad. Alezzo cuenta que así se llamaba la casa que ella tenía en Pinamar y que había construido en homenaje a Lorca. "Fui muchos veranos a ese lugar, pasé momentos deliciosos y pensé que era el nombre adecuado para este espacio. Aquellos recuerdos están ligados con el placer y el trabajo, y éstas son cosas indispensables para la tarea que estamos desarrollando."

Si bien el espectáculo Independencia abrirá el nuevo ámbito, aún no están definidas totalmente las líneas de la programación posterior. Hay algunas intenciones y, según cuenta Alezzo, estarían relacionadas con "darles la posibilidad a directores y autores jóvenes que quieran hacer su experiencia en el lugar. Y yo también haría alguna".

"Creo que abrir nuevas salas siempre es un hecho auspicioso y habla del incesante interés que nuestro público tiene por su teatro, mantenido actualmente en forma fundamental por esa inmensa cantidad de pequeños teatros que nuestros actores y directores sostienen con su incansable esfuerzo y vocación -explica el director-. Nuestra aspiración es simplemente unirnos a ellos, con el mismo espíritu y animados por nuestros deseos de unir una voz más al concierto de voces diferentes que alimenta y enriquece nuestro quehacer teatral."

Mientras disfruta del éxito de Yo soy mi propia mujer, Alezzo estudia la posibilidad de llevar a escena una pieza de autor inglés, con Juana Hidalgo y Duilio Marzio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.