Aletargado boceto de Hedda Gabler

(0)
6 de agosto de 2006  

"Interrupciones a partir de Hedda Gabler". Basado en "Hedda Gabler", de Henrik Ibsen. Adaptación de María Laura Reigosa. Dirección: Paula Santamaría. Intérpretes: Guillermo Lagüela, Gabriela Maggiolo y María Laura Reigosa. Vestuario y escenografía: Pato Szulman. Iluminación: Eduardo Maggiolo. Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543; 5077-8077. Viernes, a las 23.30. Entrada: $ 7. Duración: 50 minutos.

Nuestra opinión: regular

Con la obra de Henrik Ibsen como punto de partida, y la adaptación que de ella realizó María Laura Reigosa, la directora Paula Santamaría intenta hacer foco en dos temas que, según ella, se desprenden de la pieza original: los triángulos de amor y poder entre los personajes, y la manipulación que, inevitablemente, deviene de ellos.

Con la presencia de sólo tres actores en escena y que, alternativamente, van rotando e intercambiando identidades, se trata de reflejar los puntos centrales de la obra del autor noruego, de quien este año se recuerda el centenario de su muerte. Pero aquí aparece uno de los problemas que tiene una puesta que debe tocar y dar a conocer un drama de profunda y compleja trama. La necesidad de abreviar, Santamaría la resuelve con un boceto del original lleno de simbolismos difíciles de desentrañar hasta para quien conoce el texto de Ibsen. Así, esta historia reducida, fragmentada, con demasiadas alusiones simbólicas termina siendo una madeja intrincada que corre el peligro de dejar mortalmente afuera a quien se quiera acercar.

Por su parte, los tres actores que tienen sobre sus hombros la responsabilidad de contar la historia sufren los mismos efectos que la puesta en general: cada uno va por su lado sin vincularse con su interlocutor y se instalan en un registro diferente del de su compañero, lo que le hace perder aún más cohesión a la propuesta.

El espacio, también dividido, donde se desarrolla la acción tampoco ayuda a echar luz. Da la sensación de que "Interrupciones a partir de Hedda Gabler" empezó como un ejercicio de investigación teatral, cosa muy plausible por cierto, pero que se quedó en una etapa embrionaria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.