Amor, compasión y humor en Don Pasquale

La acción está ambientada en Roma, en el siglo XIX
La acción está ambientada en Roma, en el siglo XIX Crédito: Máximo Parpagnoli/Teatro Colón
Esta noche, sube a escena una nueva versión de la obra de Donizetti, última gran ópera bufa de la escuela del bel canto italiano
Helena Brillembourg
(0)
24 de septiembre de 2019  

Dentro de lo que se definen como juicios estereotipados, nada encaja mejor que el que se le hace al amor entre un hombre mayor y una jovencita. Asociado con lo ridículo y vergonzoso, en la lengua española existen numerosos refranes que lo describen: "Vejez con amor, no hay cosa peor"; "viejo que se enamora, cerca tiene la última hora". Ese cliché tan instalado según el cual si no fuera por dinero o poder no existirían tales parejas ha encontrado en la literatura, el teatro y el cine una infinidad de ejemplos que en la mayoría de los casos reflejan situaciones hilarantes que esconden detrás bastante tristeza y cierta dosis de dramatismo.

La ópera, fiel reflejo de las conductas humanas, no podía escapar de presentarlo. Lo ha hecho a través de diversos personajes y bajo múltiples perspectivas. El rey Marke de Tristán e Isolda y Hans Sachs en Los maestros cantores de Nuremberg, ambas de Wagner; el rey Felipe II en Don Carlo de Verdi; El boticario, de Haydn, o El barbero de Sevilla, de Rossini; todos tienen en común dentro de su trama al anciano que busca hacer pareja con una dama mucho más joven.

En Don Pasquale , considerada la última gran ópera bufa de la escuela del bel canto italiana, que esta noche regresa a escena en el Colón con una nueva producción que se representará en siete funciones y con tres elencos, Donizetti y su libretista Giovanni Ruffini tratan el tema desde el humor, pero abriéndole paso también a la compasión por su protagonista.

La obra se estrenó en 1843 en el Teatro Italiano de París y fue un éxito inmediato. En el Colón se la vio por primera vez en 1910 y han sido 15 las temporadas en las que ha estado en la programación, la última, en 1998. La ópera bufa aporta una dosis de ligereza dentro de las programaciones de los teatros líricos y son ideales para aquellos a quienes la ecuación de la ópera les da siempre tragedia, demostrando que hay muchas otras cosas para descubrir en ella.

Considerada el canto del cisne del género bufo, Don Pasquale se mantiene entre las obras más populares de repertorio lírico. En esta nueva producción del Colón, la régie es responsabilidad de un italiano. Por primera vez en la Argentina, la carrera de Fabio Sparvoli ha transcurrido en su mayoría en Europa, pero también tiene experiencia trabajando en teatros de Chile, Perú y Uruguay. "La única diferencia con los teatros europeos -porque en el fondo el teatro es igual en todo el mundo- es la mentalidad al trabajar. Trato de adaptar mi cultura al lugar en el cual me encuentro trabajando. Me gusta mucho la fantasía que se puede desarrollar en América Latina: los problemas que surgen aquí se resuelven de manera rápida e ingeniosa. Hay una mayor libertad para el director", afirma.

Revolucionario

Formado bajo la tutela de Giorgio Strehler, figura legendaria del teatro italiano, su trabajo como su asistente en Il Piccolo Teatro de Milán lo describe como fundamental en su vida. "Strehler fue junto a Visconti uno de los directores que cambiaron el modo de hacer teatro. Antes de ellos, la figura del director de escena no existía. Marcaron época y subrayaron la importancia de los recitativos. Todavía, cuando tengo algún problema en el escenario, paro un segundo y lo llamo; nunca falla, al poco tiempo me viene una solución a la mente. Luego de trabajar a su lado, mi paso hacia la ópera se fue dando de manera natural. Aquí tengo la oportunidad de combinar mi amor por la música y el trabajo actoral, porque hoy en día es fundamental trabajar también esa parte dentro de la ópera. Y más en la ópera de comedia, donde los recitativos son muy importantes, hay que trabajar sobre ellos y teatralizarlos", explica el director.

Fabio Sparvoli
Fabio Sparvoli Crédito: Fernando Massobrio

Este Don Pasquale está situado en la ciudad de Roma de principios del siglo XIX, aunque Sparvoli cree que por su tema podría estar situada en cualquier época y ser creíble. También considera importante hacer una aclaratoria acerca del carácter bufo de la ópera. "Creo que este concepto acá no funciona al 100%. Lo que es bufo es la situación, ese engaño en el que los personajes de Norina y el doctor Malatesta planean hacer, eso lo sabe el público y es lo que hace que sonrían. Don Pasquale es un hombre estudiado, rico y con presencia, no podría ponerlo a recitar como un bufo, sería ridículo. Quiero mostrarlo como un personaje obsesionado con sus tics y manías de orden. En realidad, él no se enamora de Norina, sino de una situación de matrimonio con la que darle un cambio a su vida, una especie de crisis de la edad madura como la que sufren tantos hombres. Me inspiré en una película italiana muy divertida de Carlo Verdone, en donde aparece un personaje semejante. Puede decirse que es la última ópera bufa de la escuela italiana belcantista, pero en realidad es casi una ópera dramática".

En esta ocasión hay tres elencos para las siete funciones, y para el director es necesario tratar de manera diversa a cada uno. "Es necesario que el director de escena adapte cada personaje al cantante que lo interpreta. La diferencia la notamos en los recitativos, esta es una obra en la que es fundamental recitar muy bien. Con Srba Dinié, el director de orquesta, compartimos la idea de su importancia, ya que en ellos es cuando el público comprende a los personajes".

Aunque la haya hecho en otras oportunidades, para Sparvoli siempre resulta un reto hermoso volver a abordar Don Pasquale. "Primero porque la música es increíble, tiene partes de lucimiento vocal que son una maravilla. El dueto final es de una belleza absoluta. A pesar de haberlo escuchado infinidad de veces hay algo que hace conjunción en nuestras emociones que nos conmueven una y otra vez. En eso radica la maravilla de estos compositores. Es una obra para disfrutar".

Don Pasquale

Ópera bufa en tres actos de Gaetano Donizetti, con libreto de Giovanni Ruffini

Teatro Colón, Libertad 621.

Funciones, hoy, mañana, viernes y sábado, a las 20; domingo, a las 17, y martes 1º y miércoles 2, a las 20. Elenco: Nicola Ulivieri (24, 27, 29, 1), Gustavo Gibert (25, 28) y Víctor Torres (2); Jaquelina Livieri (24, 27, 29, 1) Laura Polverini (25, 28) y Constanza Díaz Falú (2). Más información en www.teatro colon.org.ar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.