Célebres mujeres argentinas en la piel de Miriam Martino

(0)
23 de diciembre de 2001  

Una vez más la actriz y cantante Miriam Martino, dirigida por María Esther Fernández, se plantea un desafío escénico. Como lo hizo antes, en sendas ocasiones, con la vida y obra de María Elena Walsh, esta vez se ha propuesto, para la temporada de Mar del Plata, meterse en la piel de varias mujeres argentinas famosas, como Alfonsina Storni, Victoria Ocampo, Camila O´Gorman, Martina Céspedes y la indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, en otro unipersonal donde alterna canto, textos y actuación.

"El espectáculo -cuenta Miriam- ha sido bautizado "Pasión y coraje", justamente para reflejar las vidas azarosas y ricas de estos personajes. Hace un año que germinó la idea. Tenía previsto presentarla aquí en abril o mayo de este año, pero cayó la producción. El libro y la dirección son de María Esther Fernández y la música original y los arreglos, de Popi Spatocco (pianista y arreglador de Mercedes Sosa). La puesta de luces estará a cargo del prestigioso Roberto Traferri y de la asistencia se encargará Edith Firpo."

- ¿Cómo es que cambias de ciudad y de escenario?

-Tras la primera deserción llegó otro productor, pero luego de la debacle económica se abrió. Pero ya había entregado el proyecto al Museo del Mar, de la avenida Colón al 1100. Ya teníamos cumplido todo el proceso de grabación y era una tristeza no poderlo dar a luz. Entonces me llamaron del Museo del Mar y me dijeron que estábamos programados. Allí caímos en la cuenta de que era todo un atrevimiento presentarnos en Mar del Plata. Pero como María Esther está acostumbrada a estas batallas, que nada tienen que ver con el negocio de una temporada liviana sino con el arte, nos lanzamos con este espectáculo atípico para las vacaciones.

- ¿Qué música lleva?

-Hay una selección de tangos y milongas de los años 20 y 30. Algunos cuentan historias de mujeres que se anticipan, por su empuje y su desenfado, a la mujer de hoy. Se incluyen textos testimoniales y monólogos, como los que escribieron Eduardo Galeano, Juan Gelman, Mario Benedetti y Alicia Muñoz. El de Alicia es sobre Carolina Muzilli y Martina Céspedes. Hay incluso uno sobre Juana de Arco, escrito por Bernard Shaw. Algunas letras llevan música de Popi. Por ejemplo, "Hombre pequeñito", de Alfonsina Storni, o "A contramundo", de Adela Gleizer (la autora de "Como pájaro libre"). En algún momento surge la narradora. Los personajes se transforman. Hay cambio de luces y transmutaciones de vestuario. En fin, es complejo contarlo. Todo se va hilvanando en escena. Hubo que trabajar mucho los personajes para otorgar verosimilitud y unidad a la puesta en escena. Porque todos estos personajes trascendieron por su pasión y coraje, por defender derechos, por estar al margen de los prejuicios. Incluso hay un tema urticante: la mutilación genital femenina, esbozado por Binta Sidibe, una mujer africana. Pero todo está matizado por el humor y el juego, como ocurre con "La flor de la canela".

A Miriam parecen faltarle las palabras para perfilar su propuesta.

"Todo es muy teatral, aunque venga con el matiz de las canciones, que son cantadas por el personaje en cuestión. Como trabajo es muy rico. Tiene mucho más que un simple recital de canciones. Soy actriz y cantante, y cuando uno las dos condiciones, que no puedo separar, me siento feliz. Además, me apoyo en alguien como María Esther, que supo mostrar su profesionalismo y su imaginación cuando presentó "Alfonsina", con Leonor Manso. Ella sabe colocar a los personajes en su justo lugar y elaborar atrapantes transiciones."

Miriam Martino estudió teatro precisamente con María Esther Fernández. Hasta el momento de hacerlo (lo esperaba ansiosamente) se la conoció, desde 1987, como cantante. El teatro le abrió nuevas perspectivas y le puso a mano los recursos que necesitaba para enriquecer sus presentaciones. De su trayectoria cabe mencionar "Canciones para mirar" (obviamente, sobre María Elena Walsh), ofrecido en 1994 en el Picadilly y en el Auditorio de San Isidro. Con él ganó el premio Estrella de Mar como el mejor infantil de 1997. Y en cuanto al espectáculo "El mundo de María Elena", cosechó dos nominaciones: como mejor unipersonal y como mejor labor individual musical.

"Este es un espectáculo diferente. No pasatista. Queremos aportar una propuesta que diga algo en la temporada marplatense. Hay gente que también busca esto en las vacaciones. Estoy convencida de que es esto lo que debo hacer."

En los dos últimos meses del año llega a los videoclubes una gran cantidad de películas argentinas.

La editora AVH es la más activa en este terreno, ya que este mes lanzó tres interesantes operas primas, como "Los pasos perdidos", de Manane Rodríguez; "Sólo por hoy", de Ariel Rotter, y "La libertad", de Lisandro Alonso; mientras que para diciembre anuncia varios títulos: "Contraluz", de Bebe Kamin; "No quiero volver a casa", de Albertina Carri; "Arregui, la noticia del día", de María Victoria Menis, y la coproducción con Brasil "Luna de octubre", de Henrique de Freitas Lima. Además, "Nueve reinas" fue relanzada para la venta.

Por su parte, la empresa Gativideo acaba de lanzar para el alquiler y la venta directa el exitoso musical infantil "Chiquititas, rincón de luz".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.