Teatro. Contra el agobiante calor